Incidentes en la marcha por el Día de la mujer en Buenos Aires.

 

Texto: Ezequiel Toti. Ayer 8 de marzo, día internacional de la mujer, pudimos presenciar los habitantes de Buenos Aires hechos de violencia inesperados.

Dentro del marco de reclamos por los derechos de las mujeres, un grupo minoritario arremetió con botellazos, graffiti y fuego hacia la Catedral Metropolitana.

En el medio de los incidentes fue golpeado un muchacho que portaba la bandera del Vaticano, y la cronista  Marina Abiuso de TN fue también victima de estas violentas.

Quien esto escribe fue testigo de un gran número de chicas adolescentes con distintivos con la leyenda ”aborto libre ya”, ignoro a que organizaciones sociales, movimiento o partido político respondían ya que las banderas eran muchas.

Ante el agravio hacia la Catedral : ¿Tendremos respuestas?

Parece cada vez más claro que esta misma Catedral (símbolo de la Iglesia Católica), ante los reiterados ataques, es el lugar donde confluyen los odios y agresiones de las más diversas ideologías y caminos errados, que, aun pregonando el laicismo, desconocen el contrato social de Rousseau.

Me reconforta saber que este grupo de agitadoras no representa a la totalidad del género femenino y, me consta, que hay mujeres maravillosas, esposas abnegadas, madres solteras, mujeres en las fuerzas armadas y de seguridad, mujeres que llevan adelante familias enteras, aun con enfermedades pero con una sonrisa en el rostro, mujeres que salvan vidas y almas, etc.

Mientras pequeños grupos llevados de las narices se dedican a jugar a la ”revolución de la nada”, un grupo contabilizado en millones, pero en silencio, hace historia en su vida ordinaria de manera extraordinaria.

Sin comentarios

Deje un comentario

Boletín semanal

Apúntese al boletín semanal para no perderse nada

Revista digital sobre la excelencia, escrita por la excelencia y para la excelencia.

SÍGANOS EN LAS REDES SOCIALES