Casa de Guadalcázar: los orígenes en España y la línea de los Fernández de Córdoba radicada en Perú

Alberto Felipe La Hoz nos acerca el conocimiento de la genealogía de los Fernández de Córdoba peruanos y su conexión con la Casa marquesal de Guadalcázar.

 

LOS ORÍGENES EN ESPAÑA. Texto e imágenes: Alberto Felipe La Hoz y Salmón.

Cobra sentido la frase del Virrey D. Francisco de Toledo (“ no hay tronco de la nobleza hispana que no tenga su rama americana) al examinar las líneas que se dan en el Perú de la frondosa y nobilísima familia Fernández de Córdoba.

Contribuyendo al esclarecimiento de la ubicación geográfica de tan extensa familia diremos que los Fernández de Córdoba se avecindaron en las ciudades de Arequipa, Arica, Moquegua, Locumba, Tarapacá y La Paz. A los otros representantes del linaje en Lima, Ica, Huánuco y Huamanga, por señorío y título nobiliario, se conoce como integrantes de la Casa de Guadalcázar. Nos ocuparemos de estos últimos teniendo a la vista la filiación genealógica que de esta casa se encuentra en el “ Nobiliario General de España” de Alonso López de Haro apoyándonos, además, en los fundamentales trabajos de Fernández de Bethencourt (“Historia Genealógica y Heráldica de la Monarquía Española” ), la colección de D. Luis de Salazar y Castro, volumen 49, escrito por D. Antonio Vargas Zúñiga y para las relaciones peruanas los aportes que hemos recogido, recientemente, del Archivo Histórico Nacional del Perú.


D. Lope Gutiérrez de Còrdoba y Haro. Fundador de la Casa.

Nacido en la ciudad de Córdoba como hijo de D.Martín Alfonso de Córdoba I Señor de Montemayor, conocido como El Bueno y de Da. Aldonza López de Haro, Señora de Fernán Núñez, nieto paterno de D. Alonso Fernández de Témez, II Señor de la Casa de Córdoba y de su mujer Da. Teresa Giménez de Góngora y bisnieto por su línea paterna del Conquistador de Córdoba D. Fernando Muñoz de Témez, II Señor del Castillo de Dos Hermanas y de su consorte Da. Leonor Muñoz.

D. Lope, Caballero de la Orden de la Banda y Alcalde Mayor de su ciudad natal fue el tercero de nueve hermanos que se relatan:

1. D. Alfonso Fernández de Córdoba y Montemayor, sucesor del Señorío de Montemayor, I Señor de Alcaudete, casó con Da. Juana Martínez de Leiva y Castro;

2. D. Fernando Alonso de Córdoba y Montemayor llamado al Mayorazgo de Montemayor, haciendo su padre un vínculo a favor suyo de la Fortaleza de Aguaxarón y de los lugares de Fernán-Núñez y Abencalez. Murió pronto y sus heredades pasaron a sus hermanas por no tener sucesores;

3. D. Diego Alfonso de Córdoba y Montemayor, Señor de las Cuevas de Guadarromán y Veinticuatro de Córdoba con sucesión femenina;

4. D. Gutierre de Córdoba y Montemayor fallecido sin prole;

5. D. Martín Alfonso de Córdoba y Montemayor, fallecido sin sucesión;

6. Da. Teresa Alfonso de Montemayor y Córdoba de cuyo estado no se tienen noticias;

7. Da. Inés Alfonso de Montemayor y Córdoba, Sexta Señora de las villas de Fernán-Núñez y Abencalez, casó en Córdoba con D. Diego Gutiérrez de los Ríos, Señor de la casa de su apellido, vasallo del Rey, Alcalde de Teba, Alférez Mayor del Pendón Real de Córdoba en cuyo cargo sucedió a su suegro;

8. Da. Beatriz Alfonso de Montemayor de quien no se tienen noticias.


D. Lope Gutiérrez de Córdoba y Haro por privilegio del Rey de Castilla D. Enrique II, Conde de Trastámara, en premio de sus servicios a la corona, fundamentalmente la conquista de Andalucía, adquirió el dominio de la villa de Montilla trascurriendo el año de 1377. Luego de algunos meses de la ocurrencia de este privilegio, D. Lope trocó su dominio de la Montilla, más cincuenta mil maravedís, por la heredad de Guadalcázar de propiedad de su primo D. Gonzalo Fernández de Córdoba, IV Señor de la Casa de Córdoba y I Señor de Aguilar.La correspondiente escritura de permuta se extendió el 30 de agosto de 1377.
Según mandas testamentarias otorgadas el 24 de diciembre de 1409, año de su fallecimiento, ante el escribano de Córdoba D. Alfonso Gómez, D. Lope instituyó el mayorazgo de Guadalcázar disponiendo que a falta de descendientes agnados de sus hijos varones, sucedieran en el mayorazgo los descendientes agnados de su hija María habida en su legítima esposa Da. Inés García Oter de Lobos y Bahamonde.

D. Lope y su esposa Da. Inés tuvieron la siguiente sucesión:

a) D. Martín Alfonso de Córdoba que sigue la línea;

b) El Señor de Rabanales;

c) D.Garci Alfonso de Córdoba de corta sucesión varonil;

d) D. Alfonso llamado El Valiente, Señor de Lenois con sucesión únicamente femenina;

e) D. Ruy Alfonso de Córdoba que dio lugar a la Casa de la Mitad de la Monclova y

f) Da. María, legítima mujer de D. Diego Alfonso de Sousa hijo de D. Vasco Alfonso de Sousa, Alcalde Mayor de Córdoba y de María Gómez Carrillo.Este matrimonio originará la rama que con el tiempo continuará con el marquesado de Guadalcázar.


D. Martín Alfonso de Córdoba.

Hijo primogénito del fundador del Mayorazgo de Guadalcázar y II Señor de dicha casa. Contrajo matrimonio con su prima segunda Da. Constanza Fernández de Córdoba y García-Carrillo, conocida también como Constanza Carrillo, hija de D. Gonzalo Fernández de Córdoba, I Señor de Aguilar y de Da. María García-Carrillo.


D.Garci Fernández de Córdoba.

III Señor de Guadalcázar como primogénito varón de los II Señores de Guadalcázar, Alcalde Mayor de Córdoba. Casó con Da.Aldonza de Benavides y Dávalos, hija legítima de D. Mendo Rodríguez de Benavides, V Señor de Santisteban del Puerto y de Da. Leonor de Dávalos, Señora de Ibros. Fueron padres de:

a) D. Luis que sigue la línea de Guadalcázar y

b) Comendador D. Antonio de Benavides, Caballero 24 de Córdoba.


D. Luis Fernández de Córdoba.

IV Señor de Guadalcázar. En 1460 casó con su prima, con dispensa de parentesco, Da. Leonor Fernández de Córdoba y Ponce de León, legítima hija de D. Martín Fernández de Córdoba y de Da. María Ponce de León.
De este matrimonio nació un varón, Francisco, inmediato sucesor en el señorío de Guadalcázar a despecho de sus tres hermanas enteras.

D. Luis falleció en 1479.


D. Francisco Fernández de Córdoba y Benavides.

V Señor de Guadalcázar y Caballero 24 de la ciudad de Córdoba. Un hecho notable a registrar, respecto a D. Francisco, es la venta celebrada el 3 de noviembre de 1492 en la que enajena en beneficio de sus deudos, los marqueses de Priego, las heredades de Santa Cruz y Torre de Duermas, en cumplimiento de la escritura de transacción con real aprobación, en el junio ventilado sobre el particular en la Real Cancillería de Granada.
Contrajo matrimonio con su prima Da. Sancha Fernández de Córdoba Rojas y Carrillo, legítima hija de D. Diego Fernández de Córdoba y Montemayor III Señor de Baena y I Conde de Cabra. Fueron sus hijos:

a) D. Luis continuador de la línea; y

b) D. García de Benavides, Caballero de Santiago.

Viudo D. Francisco celebró segundas nupcias con Da. Catalina de Moscoso que aportó al común caudal matrimonial el cortijo de “Benavides”.El V Señor de Guadalcázar murió bajo testamento el 24 de diciembre de 1533.


D. Luis Fernández de Córdoba y Benavides.

VI Señor de Guadalcázar. Contrajo nupcias con Da. Elvira Yáñez de Badajoz y Fernández de Córdoba, hija legítima del Consejero de S.M. D. Fernán Yáñez de Badajoz y de Da. Beatriz de Montemayor perteneciente a la Casa de Altamira, Grandes de España. Tuvieron los siguientes hijos:

a) D. Francisco que sigue la línea;y

b) D.Fernando

El VI Señor de Guadalcázar falleció intestado.


D.Francisco Fernández de Córdoba.

VII Señor de Guadalcázar, Caballero 24 de la Ciudad de Córdoba y Comendador en la Orden de Santiago.

Anexó al mayorazgo de Guadalcázar el cortijo “Benavides”, así como los de “Redondo” y “Turuñuelos”, legados por la segunda mujer de su abuelo paterno.

En 1532 obtuvo la Real Confirmación para la sucesión del mayorazgo y cinco años después fue investido como Procurador en Cortes.

Casó con Da. Isabel de Carbajal y Dávila, legítima hija del eminente caballero calatravo D. Lorenzo Galíndez Carbajal, Consejero del Emperador Carlos V, 1er Correo Mayor de Indias y de Da. Beatriz de Dávila y Fontiveros de la
Casa de los Marqueses de las Navas. El matrimonio tuvo la siguiente prole:

a) D. Antonio que sigue;

b) D. Andrés, clérigo, Oidor en Sevilla, Auditor de la Rota en 1589 y 1592, Caballero de Santiago, Consejero de Justicia Real y Obispo de Badajoz en 1604:

c) D. Luis, primero de su linaje que pasó al Perú y que inicia la línea peruana;

d) D. Lorenzo, presbítero, licenciado, Abad de Rut y Oidor en Sevilla y Valladolid;

e) Da. Catalina, casada con su primo D. Juan de Carbajal y Vargas, Caballero de la Orden de Alcántara, de la Casa de Valhondo y 1er Señor del Puerto;y

f) Da. Beatriz Dávila y Córdoba, casada con D. Rodrigo de Narváez. Fue la Alcaldesa de Antequera, abuela de Da. Juana de Mendoza y Cárdenas, Marquesa de San Miguel de Hijar.

El VII Señor de Guadalcázar ganó ejecutoria sobre derecho excluyente sobre la Capilla Mayor en el Convento de San Francisco en la ciudad de Córdoba para enterramiento gentilicio.

Es interesante anotar que en las mandas testamentarias tanto del VII Señor de Guadalcázar como en las de Da. Isabel de Carbajal otorgadas en Córdoba entre 1567 y 1571, se consignan los adelantos de legítimas entregados a su hijo D. Luis para sus viajes al Perú.


D. Antonio Fernández de Córdoba.

VIII Señor de Guadalcázar, Caballero de la Orden de Calatrava y 24 de la ciudad de Córdoba.

Casó con Da. Brianda Portocarrero de Mendoza con quien tuvo la siguiente sucesión:

a) D. Francisco Fernández de Córdoba, que sigue la línea;

b) D. Fradique, Canónigo de Mondalla, fallecido en 1603;y

c) D. Luis, Obispo de Salamanca y Málaga, Arzobispo de Santiago y Sevilla, Consejero del Rey Felipe II, fallecido en 1624.


D. Francisco Fernández de Córdoba y Portocarrero.

IX Señor de Guadalcázar, nacido en Córdoba y fallecido en la citada ciudad en 1606.Contrajo enlace con Da. Francisca Melgarejo de las Roelas, natural de Sevilla e hija legítima de D. Diego López de las Roelas, 24 de Sevilla, y de Da. Beatriz Melgarejo, quienes fueron padres de :

a) D. Diego que sigue; y

b) Da. Antonia María, Dama de Honor de la Reina.

Otorgó testamento cerrado, el 10 de diciembre de 1605 ante el escribano cordobés Pedro de Torres, protocolizado el 5 de marzo de 1606, falleciendo poco después.


D. Diego Fernández de Córdoba y Melgarejo, I Marqués de Guadalcázar, Virrey de Nueva España y XIII Virrey del Perú.

X Señor de Guadalcázar, fue creado I marqués de esa casa por Real Cédula de 28 de enero de 1609, dada en Madrid por merced del Rey Felipe III de quien fue su Gentilhombre de Boca y Cámara.

Caballero de Santiago, cruzado en 1605, alcanzó las máximas dignidades como Virrey en Nueva España (México) y Perú, con los títulos añadidos de Gobernador, Presidente y

Capitán General.

Este emblemático personaje de la Casa de Guadalcázar, casó con la dama noble alemana Da. Mariana de Riederer de Paar y Ahahim, nacida en la ciudad de Paar en Baviera, como hija legítima del Señor de su casa y de Inmendorf D. Juan Jorge Riederer de Paar.

La actuación de D. Diego como Virrey en la Nueva España fue notable al punto que dedicó, en su calidad de gobernante, a pacificar un país donde las luchas intestinas eran comunes, como la tristemente célebre revuelta de Sinaloa que pacificó con prudencia y arte de buen gobierno. Las obras de carácter civil que realizó, lo llevaron a tener el mote del “Buen Virrey”.En una semblanza de nuestra autoría detallamos todos estos aspectos.

Luego de su actuación en Nueva España, D. Diego pasó al Perú enlutado por la muerte de su esposa Da. Mariana ocurrida en México a las 7 de la noche del 25 de febrero de 1619.

No fue distinta su actuación en el Perú, donde se dedicó a dar la lucha a los piratas que infestaban sus costas, fundamentalmente al holandés Jacobo L’Hermite que murió en la Isla de San Lorenzo, frente a las costas del Callao.

D. Diego tuvo una dilatada carrera pública de 1612 a 1628.Al término de su mandato en el Perú decidió retornar a España en 1629, Pravia entrega del cargo a su sucesor el Conde de Chinchón. Ya en su patria se retiró a su palacio de Guadalcázar en la villa de su nombre, cabeza de su señorío, situada a cuatro leguas de la ciudad de Córdoba donde falleció a avanzada edad en 1630.Fue enterrado en la Iglesia de Nuestra Señora Virgen de la Caridad y Santísimo Sacramento de la Salud.

Sucesores del I Marqués de Guadalcázar y X Señor de su casa, fueron sus legítimos hijos:

a) D. Francisco Antonio que sigue;

b) Da. Mariana Francisca, Dama de Honor de la Reina Isabel de Francia, primera mujer de Felipe IV de España, que casó con su primo lejano D. Francisco Fernández de Córdoba y Rojas I Conde de Casa Palma, Alférez Mayor de Málaga, Caballero de la Orden de Alcántara y tronco de los posteriores de su título;

c) Da. Brianda, Condesa de Cedillo.


D. Francisco Antonio Fernández de Córdoba II Marqués de Guadalcázar.

XI Señor de Guadalcázar, I Conde de las Posadas ( título creado el 28 de enero de 1629 y que guarda orígen con la adquisición que su padre D. Diego hizo del dominio y señorío de la villa de las Posadas), I Señor de las Posadas, Caballero de la Orden de Santiago en la que se cruzó el 23 de agosto de 1622, Gentilhombre de Cámara y Caballerizo Mayor de Felipe IV. Casó con Da. Luisa de Benavides y Bazán con quien tuvo sucesión solamente femenina en:

a) Da. María de la O Fernández de Córdoba y Benavides y;

b) Da. Ana Fernández de Córdoba y Benavides.

Ambas hijas murieron doncellas, la primera en 1654 y la segunda en 1655, mientras que el II Marqués de Guadalcázar y I Conde de las Posadas, falleció en Madrid el 9 de mayo de 1650.

Para efectos sucesorios, Da. María de la O fue la III Marquesa de Guadalcázar, mientras su hermana Da. Ana la IV Marquesa de ese título. A la muerte de esta última pretendió sucederlas su tía carnal Da. Mariana, Condesa de Casa Palma quien perdió el juicio que había iniciado por pretendido mejor derecho sucesorio. Anexos al juicio por el título nobiliario se suscitaron otros por la pertenencia del mayorazgo de Guadalcázar de larga duración. Todo esto dio lugar a que el citado mayorazgo pudiera pasar a la línea radicada en el Perú y cuyo genearca fue D. Luis Fernández de Córdoba y Carbajal del que tratamos al reseñar a su padre el VII Señor de Guadalcázar.

En cuanto al título litigado de Marqués de Guadalcázar le fue adjudicado a D.Juan Alfonso de Sousa Portugal, VII Conde de Arenales, que acreditó ser sexto nieto por varonía de Da. María Alfonso de Córdoba, hija a su vez del I Señor de Guadalcázar, fundador del mayorazgo de esta casa, y quien era octavo abuelo del I Marqués de Guadalcázar.




LINEA DE LOS FERNÁNDEZ DE CÓRDOBA RADICADA EN EL PERÚ. Texto e imágenes: Alberto Felipe La Hoz y Salmón.


I D.Luis Fernández de Córdoba y Carbajal.

Nació por el año 1541 en Córdoba, Andalucía, como hijo segundogénito y legítimo de los VII Señores de Guadalcázar. Siendo muy joven vino al Perú hacia 1560 acompañando a su tío D. Diego de Vargas Carbajal, caballero de la Orden de Santiago, quien llegó a ser Consejero Real de Hacienda, De cámara y de Estado, Visitador de las Cajas Reales y la Audiencia y Comisario para la perpetuidad de las provincias del Perú. D. Luis, luego de la muerte de su tío Diego ocurrida en 1562, retornó a España.

Por Real Merced de Felipe II de 23 de julio de 1567 recibió un juro vitalicio por cincuenta mil maravedíes anuales. Con licencia real dada en Aranjuez el 12 de febrero de 1567, se produce su regreso a Indias embarcándose en la nao del Maese Alvaro Ronqueros.

Llegado al Perú recibió el título de Familiar del Santo Oficio desde el 8 de mayo de 1570, siendo uno de los selectos fundadores de esa institución. Igualmente, fue designado Alguacil Mayor de Corte de la Real Audiencia de Lima.

En 1575 recibió la designación de Gobernador y Capitán General de la Provincia de Veraguas en Panamá, reemplazando a D. Pedro Godines Osorio y en 1582 obtuvo del Virrey Conde de Villar don Pardo la encomienda de indios chocorvos en la provincia de Huamanga del Perú y los repartimientos de Huaytará y Santiago, cerca de la ciudad de Ica de la que fue vecino feudatario también en el Perú. Hacia 1581 se hizo cargo del corregimiento de Huamanga y en 1593 del de Huánuco, localidades peruanas de importancia desde entonces.

En 1569 D.Luis casó con Da. Catalina Marroquí de Monte Hermoso, natural de Briviesca, Rioja, legítima hija de D. Sancho Ortiz de Monte Hermoso y de Da. María de Céspedes Gómez y Morán natural de Ocaña. D. Sancho cambió su apellido original por el de Marroquí por haber estado cautivo del Rey de Marruecos durante catorce años.

Da. Catalina era de condición noble y llegó al Perú en compañía de su madre y de su hermana Beatriz, bajo la tutela de su tío el licenciado Briviesca de Muñatones.

Da. Beatriz contrajo primeras nupcias con D. Sebastián Sánchez de Merlo, de quien heredó la encomienda de Huarochirí, y segundo enlace con D. Diego de Carbajal,Vargas y Sotomayor de la Casa de los Señores del Puerto y Valhondo en Extremadura (España),II Correo Mayor de Indias, Familiar del Santo Oficio, Alcalde de Lima en 1576 y Alguacil Mayor de la Real Audiencia, cabeza de línea de los Correos Mayores y de las casas ducales de San Carlos, marquesal de Santa Lucía de Conchán y condal de Villanueva del Soto.

D.Luis falleció testado en Ica el 10 de octubre de 1603 siendo sepultado en el Convento de San Francisco de la citada ciudad.

El matrimonio Fernández de Córdoba-Marroquí tuvo la siguiente prole de naturaleza netamente peruana:

A) D. Juan Bautista , que sigue;

B) D. Francisco, que sigue;

C) D. Lorenzo, Capitán de la infantería española, muerto soltero durante el cerco de Ostende en Flandes;

D) Da. María, nacida en Lima el 25 de octubre de 1584 con el licenciado D. Alonso de Carbajal, oriundo de Placencia, hijo legítimo de D. Fernando Montero de Carbajal y de Da. Sabina de Carvajal;

E) Da. Francisca, nacida en Lima mujer legítima de D. Antonio Ordóñez de Valencia;

F) Da. Isabel, fallecida doncella y nacida en Lima;

G) Da. Beatriz, natural de Ica, casada con el Maestre de Campo San Juan de Velaústegui, Tesorero Mayor de la Real Hacienda, Regidor Perpetuo del Cabildo de Lima desde 1594 y Corregidor de Ica en 1601.


II D. Juan Bautista Fernández de Córdoba Marroquí.

Nacido en Lima donde recibió el bautismo el 6 de junio de 1570. Fue su esposa la dama cuzqueña Da. Mayor Paniagua de Loayza. Contrariamente a lo que se ha difundido hasta hoy, el primogénito de los Fernández de Córdoba-Marroquí, sí tuvo sucesión en su hijo Lorenzo habido en Da. María Magdalena y nacido en Ica en 1610.Los datos de su filiación aparecen en los testamentos que otorgó, ante el escribano Ovalle, en Ica el 18 de julio de 1672 y 8 de julio de 1677.

D. Lorenzo Fernández de Córdoba y Magdalena contrae matrimonio en Ica don Da. Ana María González Manosalbas y Paga nacida en Sevilla en 1620 y fallecida en Ica en 1673 los que fueron padres de:

I Petronila Fernández de Córdoba y Manosalbas

II María Fernández de Córdoba y Manosalbas, testó el 3 de enero de 1709 en su ciudad natal de Ica, ante J.Silva. Casó con Bartolomé Jiménez hijo legítimo de Cristóbal Jiménez y Da. Juana Lucero. Viuda, casó en 1672 con el Maestre de Campo D. Antonio Ruiz Bohórquez. Fuera de este matrimonio tuvo a Viviana Bohórquez Fernández de Córdoba.

III Juan Bautista Fernández de Córdoba y Manosalbas, nacido en Ica y vecino de Camaná. Casó con Da. Ana Briceño de la Caballería y al enviudar con Da. Petronila Zevallos Cárcamo, nacida en Arequipa como hija legítima de D. Juan Zevallos Tagle y Da. María de Cárcamo Salazar.

IV Lorenzo Fernández de Córdoba y Manosalbas casó con Da. Lorenza del Campo nacida y fallecida en Ica. D. Lorenzo testó en 1712 en la citada ciudad ante J.A. Silva. Padres de :

1) Andrea Fernández de Córdoba del Campo que casó en Ica, su ciudad natal, con D.Agustín de Cifuentes Bohórquez siendo su hija única Da.Antonia de Cifuentes Bohórquez y Fernández de Córdoba, iqueña como su padre, que casó el 4 de junio de 1726 con el Maestre de Campo D.Francisco de Bernaola y Pérez de Zamudio, también Regidor y Alcalde de Ica, natural de Vizcaya hijo de D.Juan Bautista Prudencio de Bernaola y de Da. Catalina Pérez de Zamudio. Hijos:

1.1 Da. Norberta de Bernaola Cifuentes y Fernández de Córdoba nacida en Ica y casada allí con D. Juan Joseph Girau y Rinquete, natural de Cádiz hijo legítimo de D. Antonio Girau y de Da. María de Rosas Rinquete.

Padres de:

1.1.1.Norberta Girau Bernaola nacida y casada en Ica el 22 de junio de 1755 en la Iglesia de San Jerónimo con Bernardo Mejía Vásquez, iqueño, hijo legítimo de D. Diego Mejía de Cabrera Angulo y Da. Ana María Vásquez Marcilla, ambos de notables familias iqueñas. Fueron padres de Da. Petronila Mejía Girau nacida en Ica en 1762.Casó en San Jerónimo con D.Josef Ramos Falconí, iqueños, hijo legítimo de D. Fermín Ramos de Peralta y de Da. Isabel de Falconí Ugalde.
1.1.2.María Encarnación Girau Bernaola casó con el notable iqueño D. Manuel José Avendaño y Farfán de los Godos, legítimo hijo de D.José Avendaño y Morán de Cabrera y de Da. María Cayetana Farfán de los Godos y del Barco.

Padres de :

1.1.2.1 Da. María del Carmen Avendaño y Girau que casó en Ica con D. José María Hilarión Lobato y Angulo. Padres de:
1.1.2.2 D. Gerónimo Fernando de Lobato y Avendaño que nació en 1808 en Ica, lugar de su fallecimiento en 1849.Casó el 9 de marzo de 1834 con
Da. Manuela Cayetana de Toledo y Sarmiento nacida en 1813 en Ica y fallecida en Lima el 10 de octubre de 1889 como hija unigénita y legítima de D. José de Toledo y Loyola y Da. Dominga Sarmiento Céspedes.
D. Gerónimo Fernando de Lobato y Da. Manuela Cayetana de Toledo y Sarmiento fueron padres de :

1.1.2.2.1 Da. María Eusebia de Lobato y Toledo bautizada el 5 de marzo de 1835 en San Juan Bautista de Ica y fallecida en su casa de Lima el 3 de diciembre de 1905.Había casado en la Catedral de Chincha, Ica, el 1 de agosto de 1854, con el entonces Alférez de la Escolta Presidencial D. Ricardo La Hoz y Urquiaga nacido en Trujillo el 3 de abril de 1826 como hijo legítimo del Regidor del Cabildo de esa ciudad, D.José Antonio de la Hoz y González y de Da. Carmen de Urquiaga y Valera.
Fueron padres, entre otros, D. Ricardo y Da. María Eusebia, de D.Julio La Hoz y Lobato que con su esposa Da. Elvira Pastrana Gutiérrez fueron los legítimos padres de D. Alfredo La Hoz Pastrana, padre con Da. María Salmón La Hoz, del autor de este trabajo Alberto Felipe La Hoz y Salmón.

1.2 D. Bernardino de Bernaola Cifuentes y Fernández de Córdoba, nacido como su hermana en Ica, casó el 1 de diciembre de 1743 con Da. Lorenza Felices, natural de Palpa, hija legítima de D. Anselmo Felices y de Da. María Leonor Illescas y al enviudar casó con Da. Josefa Cordero de Ica. No se le conoce sucesión .

2) Da. Micaela Fernández de Córdoba del Campo. Casó el 11 de diciembre de 1701 con D. Fernando Ortiz de Sandoval nacido en Sevilla hijo legítimo de D.Luis de Sandoval y de Da. Francisca Dominga.

3) D. Tomás Fernández de Córdoba del Campo, bautizado el 27 de agosto de 1678.

4) D. Miguel Fernández de Córdoba del Campo. Fundó capellanía sobre una chacra a cuatro leguas de Ica. Primer patrón: Francisco Antonio Nobel y Primer Capellán fue D. Juan Santiago Guerrero y Rivera, clérigo de órdenes menores.

5) D. Inocencio Fernández de Córdoba del Campo

6) D. Leonardo Fernández de Córdoba del Campo

7) D.Juan Fernández de Córdoba del Campo, bautizado en Ica el 6 de marzo de 1685 a los cuatro meses de edad. Casó con Da. Baltazara de Toledo y Trejo siendo padres de:

7.1 D. Juan Fernández de Córdoba y Toledo bautizado de seis días de nacido el 21 de mayo de 1713, siendo su padrino de aguas D. Tomás Fernández de Córdoba del Campo su tío carnal.

7.2 Da. Francisca Fernández de Córdoba y Toledo bautizada el 2 de abril de 1714 en Ica a los tres años, seis meses. Se desconoce, como su hermano, su trascurso de mayor de edad.

V Da. Francisca Fernández de Córdoba y Manosalbas, bautizada en la ciudad de Lima el 16 de abril de 1645.Casó con el Regidor del Cabildo de Ica D. Diego Angulo del Águila y Ormeño, hijo legítimo de D. Diego Angulo del Águila y Da. Florencia Ormeño de las Cuevas. Recibió una donación de su hermano D. Lorenzo el 11 de julio de 1667 ante el escribano iqueño Ovalle. Padres de:

a) Diego Angulo del Águila Fernández de Córdoba, iqueño;
b) Antonio Angulo del Águila Fernández de Córdoba, también de Ica;
c) Pedro Angulo del Águila Fernández de Córdoba de similar orígen que sus hermanos que casó con Da. María de Miranda y Haro, igualmente nacida en Ica, como legítima hija del Maestre de Campo D. Cristóbal de Miranda y Alegre, iqueño, y de su esposa de similar orígen, Da. María de Haro y Jarana, padres de:

1) D. Juan Angulo del Águila y Miranda de Haro y
2) Da. Estefanía Angulo del Águila y Miranda de Haro que fue mujer desde el 1 de diciembre de 1897 de D. Alfonso de Barrios Urrea y Pinto, descendiente directo del Conquistador del Perú Capitán D. Juan de Barrios como el autor de este trabajo.

d) Da.Francisca Angulo del Águila Fernández de Córdoba, que casó en la Iglesia del Sagrario de Lima el 16 de abril de 1707 con D. Luis de Algana , español, natural de Montilla hijo legítimo de D. Juan de Algana y Da. Magdalena de León.


III D. Francisco Fernández de Córdoba Marroquí.

Nació en 1572 en Huánuco, Corregidor de Huaylas y Conchucos. Caballero de Santiago desde 1622.Previas capitulaciones concertadas en Ica el 26 de setiembre de 1601 contrajo enlace con la limeña, de nobilísimo abolengo andaluz, Da. María de Santillán y Cepeda, hija legítima del Maestre de Campo D. Pedro de Santillán, Alguacil Mayor Feudatario en la Real Audiencia de Lima, Alcalde de Lima en 1589 y Alcalde de la Santa Hermandad y de su esposa Da. Mencía de Cepeda Villaroel de la Torre.

D. Francisco falleció en Lima el 21 de noviembre de 1645 bajo testamento otorgado ante José de Aguirre y su esposa falleció, igualmente en Lima, en 1675.

La sucesión de D. Francisco y de Da. María fue la siguiente:

A) D.Luis, en quien recae el señorío de Guadalcázar y del que se trata luego;

B) Da. Catalina, que sigue la línea en el Perú;

C) Da. Luisa, abuela de Da. Ana de Sarmiento, Marquesa de Baides,Condesa de Salvatierra, de la Puebla y de Loriana, Grande de España;

D) Da. María casada en Lima en primeras nupcias con D.Rodrigo de Vargas Carbajal, VII Señor de la villa de Valero en España, alcalde de Lima en 1641.En segundas nupcias Da. María casó con D. Alonso de los Ríos Angulo, Consejero Real de Castilla. En ningún matrimonio tuvo sucesión.



IV D. Luis José Diego Fernández de Córdoba y Santillán, III Marqués de Guadalcázar.

Casó con Da. Inés María Portocarrero y Guzmán. Nació en Ica en 1604 apadrinado por su tío carnal D. Juan Bautista Fernández de Córdoba Marroquí y falleció en 1673. Al fallecimiento del II Marqués de Guadalcázar se trasladó a España logrando, luego de ardua labor, el reconocimiento de su derecho sucesorio al Mayorazgo de Guadalcázar, según sentencia dictada en Madrid el 29 de octubre de 1665.Fue, el primer peruano que entró en posesión del secular estado de Guadalcázar, de su señorío en calidad de XII Señor de la villa de Guadalcázar posesionándose además por derecho propio del III marquesado de Guadalcázar. En mérito de las preces conseguidas dispuso, como su legítimo propietario, del suntuoso Palacio de Guadalcázar. Por linaje materno le correspondió el señorío sobre la villa de Huétor de Santillán y los lugares de Chavelina Alta y Baja. Parece que disfrutó del patronazgo en la capellanía fundada por Da. Francisca Carrillo, hija del Conde de Cabra, existente en la iglesia de Santa Marta, parroquia de San Andrés en Córdoba;



V Da. Catalina Fernández de Córdoba y Santillán.

Nació en Ica, lugar también de su bautizo, el 9 de noviembre de 1603, falleciendo en Lima el 7 de mayo de 1661.
Casó en Lima el 1 de marzo de 1626 en el domicilio del novio el Capitán de la Infantería Española y Alférez Real de la Armada del Sur D. Antonio Fernández de Córdoba, Figueroa Ordóñez y Portocarrero nacido en Lima y bautizado en la misma ciudad, en la Catedral, el 23 de abril de 1593.Procedía de la casa de los señores de Belmonte de Córdoba como hijo legítimo del general D. Fernando de Córdoba y Figueroa, Alcalde de Lima en 1601,1604,1609 y 1615.y de Da. Juliana Ordóñez de Valencia, Portocarrero y Sande.

Este ilustre contrayente era nieto por línea paterna de D. Antonio Fernández de Córdoba, Caballero 24 de Córdoba y IV Señor de la villa de Belmonte y de Da. María Fernández de Córdoba y Figueroa, hija a su vez de Gómez Suárez de Córdoba, Señor del Encinar y Villaseca, rama de los marqueses de Priego y de los duques de Feria.

Por la línea materna era nieto del Capitán Ordoño Ordóñez de Valencia, Alcalde Lima en 1565, y de Da. Luisa Portocarrero y Sande, ambos de Zamora.

En Da. Catalina convergen la posteridad de la gran rama de Guadalcázar con la rama cuarta de la Casa Mayor de Córdoba, los señores de Belmonte.

Los cónyuges Fernández de Córdoba-Fernández de Córdoba tuvieron la siguiente sucesión:

A) D. Fernando Alfonso de Córdoba Figueroa y Sande, que sigue la línea; y

B) Da. María Fernández de Córdoba, natural de Lima, bautizada el 30 de marzo de 1630 en la Parroquia de Santa Ana, casó con D. Luis Bejarano de Marquina, Corregidor de Huamalíes ,padres de:

a) General D. Luis Antonio de Bejarano Fernández de Córdoba, natural de Lima con bautizo el 3 de agosto de 1648 en la Parroquia de Santa Ana, Caballero de Santiago cruzado en 1699; I Conde de Villa-Señor, Alcalde de la Santa Hermandad en 1673,Corregidor de Sicaya en 1674 y Alcalde Lima en 1676;

b) D. José, natural de Lima, bautizado en la Parroquia de Santa Ana el 5 de noviembre de 1561, Caballero de Santiago, cruzado también en 1699,Alcalde de la Santa Hermandad;

c) Da. Catalina, que casó con D.Antonio de la Riva Agüero, Caballero de la Orden de Santiago, cruzado en 1672;y

d) D. Pedro, que casó el 27 de febrero de 1718 con su parienta Da. Alfonsa Iturrizarra Fernández de Córdoba.

D. Antonio Fernández de Córdoba falleció en Lima en 1648 bajo testamento otorgado ante el escribano Marcelo Antonio de Figueroa, en tanto su viuda Da. Catalina falleció intestada el 8 de abril de 1661, siendo sepultada en la bóveda sepulcral de la Iglesia de San Agustín con entierro mayor.



VI D. Fernando Alfonso de Córdoba Figueroa y Sande.

Natural de Lima lugar también de su bautizo el sábado 9 de enero de 1627 en la Iglesia de San Marcelo.

Sucedió en el señorío de Huétor de Santillán, Andalucía, España. Litigó, sin suerte, con sus lejanos parientes los condes de Casa Palma el marquesado de Guadalcázar. Ocupó el cargo de Corregidor de Canta y luego de Huaylas siendo al mismo tiempo su gobernador y teniente de capitán general de la citada provincia según despacho del 19 de setiembre de 1664.En 1673 ejerció la representación del Cabildo limeño con carácter de alcalde y al año siguiente pasó a desempeñarse como Corregidor de Chilques y Malques provincias de la serranía peruana.

Contrajo matrimonio con su lejana pariente Da. Josefa Fernández de Córdoba y Alarcón en la ciudad de Lima, lugar del nacimiento y bautismo el 9 de junio de 1626 de la desposada que, es digno de resaltar, pertenecía a la gran rama de Cabra de su apellido.

Da. Josefa era hija legítima del Capitán D. Luis Fernández de Córdoba, Angulo y Porras, oriundo de Córdoba en España, Alcalde por el estado de hijodalgos de su ciudad natal pasando a los reinos de Chile y Perú como Capitán de la Infantería Española habiendo desempeñado en los años de 1620 y 1623 la Alcaldía de Lima; y de su legítima esposa Da. Catalina de Alarcón, Alcocer y Suárez de la Roca, limeña, casados en el Sagrario de Lima el 24 de abril de 1615. Por línea paterna Da. Josefa era nieta de D. Pedro de Porras y Angulo y de Da. María de Godoy, Señores de los Donadíos de la Campana, rama de los Fernández de Córdoba en Córdoba, España; y por la rama materna era nieta del Regidor Perpetuo de Lima D. Alvaro de Alarcón y Alcocer y de Da. Leonor Suárez de la Roca.

El General D. Fernando Alfonso de Córdoba falleció intestado en viaje a Huancavelica, lugar al que se dirigía para ocupar el cargo de Gobernador y Justicia Mayor para el que había sido nombrado en base a sus numerosos méritos y encumbrada posición social.

Los esposos D. Fernando y Da. Josefa Fernández de Córdoba tuvieron la siguiente sucesión:

A) D. Antonio Fernández de Córdoba y Sande, Señor de la villa de Valdemoro (Madrid), falleció soltero sin sucesión en 1692;

B) Dr. D. Francisco,clérigo presbítero;

C) D. Lorenzo, que sigue la línea;

D) Da. Catalina, mujer legítima del General D. Luis de Sotomayor Pimentel, Caballero de la Orden de Santiago, Señor de Villar de Ferreyros y otrtas jurisdicciones de Galicia en España. Alcalde de Lima en 1693;

E) D. Fernando, del que se carece de informes;

F) Da. Leonor, que casó el 16 de febrero de 1680 con el Capitán D. Antonio de Iturrizarra, legítimo hijo del licenciado D. Bernardo de Iturrizarra y de su esposa Da. Paula Antonio Henríquez del Castillo hermana de la segunda Marquesa de la Pica en el reino de Chile. Con sucesión; y

G) Da. Josefa, que casó con D. Lucas de León y Celda el 15 de agosto de 1681 en el Sagrario de Lima. D. Lucas era Oficial Real de la Hacienda, Tesorero, Regidor del Cabildo de Lima en 1687, hijo del Capitán D. José de León y de
Da. Ana María de la Celda. Con sucesión.

Toda esta relación la constituyen vástagos auténticos y legítimos de cuatro ramas ilustres del noble linaje de los Fernández de Córdoba, a saber la Casa de Guadalcázar, la de los señores de Belmonte, la de los señores del Encinar y Villaseca y la de los Donadíos de la Campana, todos originarios de la ciudad de Còrdoba.



VII D. Lorenzo Fernández de Córdoba y Sande.

Nació en Lima donde fue bautizado el 20 de mayo de 1654 en el Sagrario. Señor de la villa de Valdemoro en Madrid y de la Encomienda de Moratalás.

En el Perú fue Corregidor de la Provincia de Pilaya y Paspaya en Charcas, con título para tal efecto expedido el 18 de junio de 1687 por el Virrey del Perú Duque de la Palata. Asimismo, fue Teniente de Capitán General en Potosí y en Lima Tesorero General de la Santa Cruzada y patrono de la capilla de Nuestra Señora de la Gracia en la Iglesia de San Agustín.

Ostentó cinco vínculos opulentos en calidad de mayorazgos:

A) Huando fundado por su ascendiente Mencía de Cepeda y Villarroel;

B) Mayorazgo del Doctor Francisco de Sande (Señorío de Valdemoro) en Madrid;

C) Titular de la Fundación de Da. María de Sande, deuda de los duques de Abrantes y marqueses de Valdefuentes sobre valiosos inmuebles en Madrid, entre ellos la famosa Casa de las Siete Chimeneas entre la Plaza del Rey y la calle de las Infantas en el Madrid histórico;

D) Vínculo sobre la villa de Cáceres en Extremadura; y

E) Titular de la Fundación de Da. María Fernández de Córdoba viuda de De los Ríos.

D. Lorenzo casó el 7 de junio de 1689 en la Iglesia del Sagrario de Lima, con la limeña Da. Juana de Zuaso, Villaroel, Espinoza y Mieses bautizada en la Catedral de Lima, su ciudad natal, el 26 de agosto de 1658.Fueron padres de la limeña Da. Juana como hija unigénita, el Maestre de Campo D. Gaspar de Zuaso Villaroel, caballero calatravo, Secretario de la Gobernación y Guerra del Perú, Corregidor de Huamalíes en 1650, nacido en la ciudad española de Tordesillas y Da. Beatriz Catalina de Espinoza y Mieses, Alarcón y Olivares de naturaleza limeña.

Como sucesión se anotan solamente hijas mujeres:

a) María que sigue;

b) Josefa del Sacramento, monja profesa del Monasterio del Prado de Lima; y

c) María Ana, que continúa el linaje.



VIII Da. María Fernández de Córdoba y Sande Señora de Valdemoro.

Nació en Lima como primogénita de los señores de Valdemoro anteriormente tratados y cuyo señorío heredó junto a los demás vínculos anexos.

Los historiadores peruanos, entre ellos Manuel de Mendiburu, tienen para con ella elogiosas palabras ya que su fortuna superior fue de la mano de una acendrada piedad.

Contrajo matrimonio en 1713 en la ciudad de Lima con el General D. Alonso Calderón de la Barca, Caballero de Calatrava cruzado en 1695, Corregidor del Cuzco, Gobernador de Conchucos, protector y benefactor del Convento de San Francisco en Pomabamba en la Provincia de Conchucos. Da. María fue fundadora del Convento limeño de las Nazarenas y de su templo en los que invirtió, según crónicas de la época, “muy crecido caudal en sus primeras construcciones y luego en sus reconstrucciones producido el terremoto de 1746”.Su ayuda pecuniaria tanto en vida como por ejecución de sus mandas testamentarias, fue notable para conventos, monasterios, beaterios y muchas instituciones religiosas así como hospitales de caridad.

Hay que tener en consideración que este matrimonio no tuvo sucesión.

Con fecha 17 de octubre de 1768 otorgó poder para testar ante el escribano de Lima Orencio de Ascarrunz, instituyendo heredera universal a su hermana menor Da. María Ana, Condesa consorte de Polentinos. En su testamento determinó la creación de un vínculo gentilicio en el Perú que debía recaer en su sobrino carnal Felipe Urbano de Colmenares y Fernández de Córdoba, hijo de Da. María Ana en segunda sucesión al fallecimiento del beneficiado sin procrear hijos en la línea de la hermana entera de Felipe Urbano Da. María Josefa de Colmenares y Fernández de Córdoba mujer del General Juan José de Aliaga Sotomayor, Oyague y Londoño por vía de mayorazgo (cláusula 37ª testamentaria).

Tan ilustre personaje falleció el 10 de octubre de 1775 recibiendo sepultura en el Convento de las Nazarenas de Lima (fs.86,tomo 9º, del libro de defunciones de la Iglesia del Sagrario)



IX Da. María Ana Fernández de Córdoba Condesa Consorte de Polentinos.

Natural de Lima recibió el bautismo el 218 de noviembre de 1700 en la Vice-Parroquia de la Iglesia de los Huérfanos. Contrajo matrimonio el 22 de febrero de 1716 con D. Sebastián de Colmenares y Vega, primer Conde de Polentinos por Real Decreto de Felipe V de 20 de julio de 1716, Caballero de la Orden de Santiago, Veedor General del Presidio del Callao y Real Armada del Mar del Sur y Tesorero General Perpetuo del Tribunal de la Santa Cruzada, nacido en Lima y vecino notable de esta ciudad.

Da. María Ana al fallecer su hermana primogénita obtuvo el titularato del Señorío de Valdemoro en Madrid así como de los demás vínculos de los que se trataron anteriormente.

La Condesa de Polentinos igualmente heredó la chacra de La Palma o Manzanilla ubicada en el valle de Ate en las afueras de Lima.

El matrimonio Colmenares-Fernández de Córdoba tuvo la siguiente sucesión:

A. D.Lorenzo fallecido en edad infantil;

B. D. Francisco José, II Conde de Polentinos, natural de Lima, radicado en España, Coronel de los Reales Ejércitos, casó en Valladolid con Da.María Antonia de los Dolores Contreras, Marquesa de Olivares y Condesa de las Posadas;

C. Da. María Josefa, que sigue la línea peruana descrita a continuación;

D. Da. María Eulalia del Jesús Nazareno, monja en el Monasterio de las Nazarenas;

E. D. Felipe Urbano, Tesorero General de la Santa Cruzada, Contador de la Real Casa de Moneda de Lima, primer poseedor del vínculo de Fernández de Córdoba en el Perú que anexó al título de Marqués de Celada de la Fuente. Falleció soltero el 19 de setiembre de 1807, siendo sepultado en la bóveda familiar en la Iglesia de San Agustín de Lima. Sin sucesión.

F. Da. María Isidora de San Agustín, monja en el Monasterio del Prado de Lima;

G. Da.Juana Manuela de San Joaquín, también monja en el mismo monasterio;

H. Da. María Rosa casada con D. Pedro Remírez de Laredo, Contador del Juzgado de Bienes de Difuntos de la Real Audiencia de Lima. Pertenecía a la Casa de los Condes de San Javier y Casa Laredo en Trujillo al norte del Perú. Sin sucesión.

La Condesa de Polentinos falleció en Lima el 9 de agosto de 1779 bajo testamento otorgado ante Orencio de Ascarrunz.



X Da. María Josefa de Colmenares y Fernández de Córdoba.

Nacida en Lima, lugar también de su bautizo, el 18 de junio de 1721 en la Parroquia de San Marcelo.

Contrajo enlace el 21 de setiembre de 1734 con el General D. Juan José de Aliaga Sotomayor, Oyague y Londoño, VII Mayorazgo de la Casa de Aliaga.El cónyuge procedía directa y legítimamente del mayorazgo fundado por el Conquistador Capitán D. Jerónimo de Aliaga. Conviene relatar la sucesión de este matrimonio con la finalidad de precisar el trascurso del vínculo con los Fernández de Córdoba y la familia Colmenares de la casa de Polentinos.

Es así, que el primero de esta familia que poseyó el vínculo con los Fernández de Córdoba fue D. Felipe de Colmenares y Fernández de Córdoba que falleció soltero y si sucesión. Lo sucedió su hermana María Josefa que aquí tratamos, luego fue poseedor del vínculo D. Sebastián de Aliaga y Colmenares IV Marqués de Celada de la Fuente, a quien sucedió D. Juan José de Aliaga y Santa Cruz VI Conde de San Juan de Lurigancho y III poseedor del vínculo de Fernández de Córdoba, el IV poseedor fue D. Juan de Aliaga y Calatayud y el V y último vinculado fue D. Juan de Aliaga y Puente que casó con Da. Rafaela Caballero Rodríguez-Durán con sucesión en Da. Manuela de Aliaga y Caballero casada con D. Manuel Santa María y Oria, siendo padres de D. Baldomero Santa María esposo de Da. Daría Salmón hermana de D. Camilo Salmón y Fernández de Villalta tatarabuelo del autor de este trabajo.


ARMAS DE LA CASA DE GUADALCÁZAR

Fueron las antiguas de la Casa de Córdoba : “en campo de oro tres fajas de gules”

NOTAS.

1.-Gracias a los estudios de James Jensen sobre la sociedad de Ica de los siglos XVII y XVIII se pudo conocer que D. Juan Bautista Fernández de Córdoba Marroquí tuvo sucesión en Da. María Magdalena: su hijo D. Lorenzo Fernández de Córdoba y Magdalena según testamentos que éste otorgara ante el escribano Ovalle de Ica el 18 de julio de 1672 y el 8 de julio de 1677. D. Lorenzo, que originó larga e importante prole, fue el esposo de Da. Ana María Manosalbas y Paga nacida en 1620 en Sevilla como ya se tiene dicho en el presente trabajo.

2.- Debo agradecer la importante contribución de mis estimados colegas del Instituto Peruano de Investigaciones Genealógicas, Da. Mela Bryce de Tubino y D. Felipe Voysest Zöllner, quienes me proporcionaron abundante información sobre los Fernández de Córdoba.

3.- La mayor parte de los sucesos familiares y jurídicos de la línea de Guadalcázar en el Perú suceden en Lima e Ica. La primera, llamada Ciudad de los Reyes, nos releva de mayores comentarios por su importancia como capital del virreinato peruano. De Ica diré que , de acuerdo a la actual demarcación territorial del Perú, se encuentra bajo la denominación de Departamento de Ica al sur de Lima. Su fecha de fundación como villa de Valverde por provisión del Virrey Conde de Nieva, data del 26 de julio de 1563.Posteriormente, mediante cédula real del Rey Felipe IV de 1633, se la elevó al rango de ciudad con el título de San Jerónimo de Ica. La intención de fundar este asentamiento, donde vivieron, al tiempo de su fundación, cuarenta familias de la más rancia nobleza española, fue de acuerdo al propio dicho de su virrey fundador la de crear una suerte de patriciado colonial, lo que se comprueba revisando los distintos protocolos de los escribanos que tuvieron actuación en la época virreinal y en los que figuran realizando diversos actos jurídicos representantes de notables familias españolas.

Si quiere ver las imágenes en su tamaño real, pinche aquí

Sin comentarios

Deje un comentario

Suscríbete a nuestra newsletter

Revista digital sobre la excelencia, escrita por la excelencia y para la excelencia.

SÍGANOS EN LAS REDES SOCIALES