Concierto inaugural del V Centenario de Sta. Teresa de Jesús y visita de la Orden del Sto. Sepulcro a Ávila.

Los actos se celebraron para conmemorar el 500 aniversario de su nacimiento. La cita musical, fue organizada por la Comisión Nacional del V Centenario. La visita teresiana a la ciudad por parte de la Lugartenencia de España Occidental de la Orden, fue organizada por José Miguel López y de Melgar.

 

Texto y fotos: Eduardo Duque y Pindado-Saéz. El año 2015 es sin duda un año de celebración para toda la Iglesia Católica, donde se recuerda la llegada al mundo hace ya 500 años de nuestra primera Doctora de la Iglesia, y Patrona de las Españas. Es sin duda un año clave para Ávila y los abulenses, y también un año importante para todos los cristianos, sin excepción de la Orden de Caballería del Santo Sepulcro de Jerusalén.

Con motivo de los actos de conmemoración de tan importante hecho para todo el orbe cristiano, la Comisión Nacional del V Centenario del Nacimiento de Santa Teresa de Jesús ha organizado el Concierto Inaugural de su Programa Cultural, en colaboración con el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, la Junta de Castilla y León, y el Ayuntamiento de Ávila

Tan magnífico concierto corrió a cargo de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León en la grandiosa Sala Sinfónica del Centro de Exposiciones y Congresos Lienzo Norte de Ávila. En él los asistentes pudieron deleitarse con las obras del Concierto para Violoncello y Orquesta, opus 85 en mi menor, y Sinfonía número 1, opus 68 en do menor, de Edward Elgar y Johannes Brahms respectivamente, bajo la intachable dirección de D. Jaime Martín, y actuando como solista al violonchelo Dña. Beatriz Blanco.

Entre los invitados se encontraba la Vicepresidenta del Gobierno de España, Excma. Sr. Dña. Soraya Sáenz de Santamaría, en calidad de Presidenta de dicha Comisión, así como el ministro de Educación, Excmo. Sr. D. José Ignacio Wert, el Presidente de la Junta de Castilla y León, Excmo. Sr. D. Juan Vicente Herrera, el obispo de Ávila Excmo. y Rvdmo. Sr. Dr. D. Jesús García Burillo, el alcalde de la ciudad Excmo. Sr. D. Miguel Ángel García Nieto, y el sepulcrista Ilmo. Sr. D. José Carlos Sanjuán y Monforte, como Presidente de la Comisión Ejecutiva, y un largo repertorio de autoridades políticas, religiosas, así como de personajes de la cultura y de las artes.

A la velada asistieron por parte de la Orden Ecuestre del Santo Sepulcro el Excmo.  Sr. Duque de San Pedro G.E., Lugarteniente de España Occidental, el Ilmo. Sr D. José Manuel Pardo de Santayana, Canciller, el Ilmo. Sr. D. Javier del Arco, Secretario, el Ilmo. Sr. D. José Miguel López de Melgar, Tesorero, el Excmo. Sr. Marqués de Casa Real, Fiscal, el ya citado Ilmo. Sr. Don. José Carlos Sanjuán y Monforte, Maestro de Ceremonias, el Ilmo. Sr. D. Claudio García, Maestro de Neófitos, el Ilmo. Sr. D. Ignacio Ferrero y Ruiz de Alda, Presidente de la Sección Centro, el Ilmo. Sr. D. Enrique Bardisa Ruiz, Secretario Técnico, y el Ilmo. Sr. D. Ignacio López de Melgar, Encargado de los Medios de Comunicación, acompañados de sus respectivas esposas.

Tras disfrutar de tan formidable evento musical se desplazaron seguidamente en microbús al Restaurante La Alcazaba emplazado en pleno casco histórico de la ciudad amurallada, situado enfrente de la Capilla de Monsén Rubi de Bracamonte y rodeado de los palacios de D. Gaspar del Águila, D. Juan Terán y Monjaraz, y de los Treviño-Guillamas, también llamado del Conde de Parcent, donde pudieron degustar de una selección de la mejor gastronomía castellana.

A la mañana siguiente la jornada comenzó con una pequeña conferencia en el Salón Campanar, impartida por el Excmo. Sr. D. Mauricio Melgar y López, Marqués de la Regalía, el cual realizó una introducción en la vida de Santa Teresa, así como en la historia del Palacio de D. Juan de Henao, que posteriormente pasó en el S. XIX y XX a manos de sus antepasados. D. Mauricio relató entre otras muchas cosas la historia del Marqués de Piedras Albas, ilustre teresianista, e hizo hincapié en la curiosa relación del mundo del toro con la santa abulense.

El motivo de elegir este salón para el inicio de dicha visita y conferencia no es casual, ya que el Salón Campanar debe su nombre a Dña. María del Campanar Álvarez de Abreu y Álvarez de las Asturias Bohórquez, hija de los V marqueses de las Regalía, aunque ella nunca ostentó este título que pasó a su quinto hijo, y siempre fue conocida por el título de su marido, D. Juan de la Cruz Melgar y Quintano, Marqués de Canales y Chozas. En este emplazamiento se encontraba el despacho de dicho señor, y es aquí en los salones de este palacio donde se organiza una velada literario-musical y se inician en el año 1906 las primeras gestiones para pedir el doctorado de la Iglesia para la patrona de Ávila.

Terminada la charla, un microbús recogió a los visitantes, para desde allí acercarse hasta el cerro de San Sebastián, donde pudieron admirar las preciosas vistas desde su humilladero, conocido popularmente como “Los Cuatro Postes”, y donde cuenta la crónica que Santa Teresa y San Juan de la Cruz fueron encontrados por D. Lorenzo Sánchez de Cepeda, tío de la santa, cuando se decidían a marchar a tierra de moros. Así como el lugar donde la Santa hizo parada obligada en muchas ocasiones, y donde se le atribuye la frase: “De Ávila ni el polvo de las sandalias”. Es también un lugar apropiado para comentar la estructura y monumentos de la Muy Noble Ciudad de Ávila del Rey, de los Leales, y de los Caballeros.

Posteriormente se pasó a visitar en Convento de la Encarnación, alejado del casco histórico de la ciudad, y segunda residencia monástica de la Santa, donde fueron atendidos por una Guía que les mostró la Iglesia y Capilla de las Transverberación, así como las joyas que se guardan desde tiempos de la santa madre, antes de llevar a cabo la reforma del Carmen Descalzo. Es aquí donde Santa Teresa sufre toda su transformación, y donde lleva a cabo su evolución espiritual hasta que con unas cuantas monjas lleva a cabo la primera fundación de San José.

Acto seguido hicimos un alto en la Casa Natal de La Santa desde el Arco de Montenegro o de La Santa, para continuar la visita en el Convento de Nuestra Señora de Gracia, donde Santa Teresa fue conducida por su padre cuando solo tenía 17 años, y al que no entró con demasiado entusiasmo. Aquí fuimos atendidos amablemente por su priora Sor Teresa que nos contó anécdotas de tan antiguo monasterio agustino, y que este año acogerá la Exposición de las Edades del Hombre, junto a la Iglesia de San Juan Bautista, y la Capilla de Monsén Rubí de Bracamonte.

Por último, tras subir las empinadas escaleras cruzamos hasta el Mercado Grande, y tras atravesar la Calle Duque de Alba llegamos a la plazuela donde se encuentra el Convento de San José, conocido popularmente como “Las Madres”, es aquí donde Santa Teresa realiza con no pocas dificultades su primera fundación, los llamados palomarcitos, que va distribuyendo por toda la geografía española en su afanada vida. En esta Iglesia se encuentran las capillas y enterramientos de las personas y linajes más próximos a Santa Teresa, junto a la Iglesia de San Juan donde fue bautizada.

Tras tan intensa mañana fuimos recogidos por el microbús que regresó al palacio de D. Juan de Henao, o de los Marqueses Canales y Chozas, y desde allí realizaron el desplazamiento hasta el vecino término de Muñochas, en el municipio de Padiernos, donde se encuentra la Dehesa de Pedro Gallego, propiedad de la familia Melgar-Álvarez de Abreu. En dicha finca abulense puede admirarse el Palacio de Fuente el Sol, construido por el VI Marqués de la Regalía, donde fueron agasajados con una típica comida abulense. Finalizada la comida se dio por concluida las jornadas en las nobles y frías tierras de Ávila.

Es de agradecer la formidable organización realizada por el Ilmo. Sr. D. José Miguel López y de Melgar, las interesantes explicaciones de su hermano el Excmo. Sr. Marqués de la Regalía, y el acogimiento de toda la familia  Melgar en su conjunto.

Sin comentarios

Deje un comentario

Suscríbete a nuestra newsletter

Revista digital sobre la excelencia, escrita por la excelencia y para la excelencia.

SÍGANOS EN LAS REDES SOCIALES