Entrevista a D. Francisco Marzá Esbrí Presidente de Honor de la prestigiosa peña taurina “Hermanos Soro”

El director de nuestra sección de tauromaquia conversa en esta ocasión con Don Francisco Marzá como reconocimiento a la gran labor que realizan las peñas en la difusión de la Fiesta Nacional.

 

Texto y Fotos: Christian Colón de Carvajal y Fibla.

Sin duda alguna, uno de los motores principales de nuestra Fiesta Nacional es la afición. Diseminados por toda la geografía nacional existen infinidad de clubs, asociaciones y peñas taurinas que, durante toda la temporada, siguen a los maestros del toreo por todas las ferias. Gracias a su labor, los aficionados a la fiesta taurina podemos disfrutar de ella. Las numerosas actividades organizadas por estas peñas a lo largo del año, son un ejemplo de pasión, porque no podemos olvidar que estas actividades son posibles al esfuerzo, dedicación y constancia de todos los componentes que conforman estas entidades.

Por eso esta entrevista a D. Francisco Marzá Esbrí, Presidente de Honor de la Peña Taurina Hnos. Soro, pretende ser un reconocimiento al trabajo de todas estas peñas gracias al cual nuestra Fiesta goza de tanta popularidad.

– Christian Colón de Carvajal (Ch.C.C). ¿De dónde le viene la afición por la tauromaquia?.

– Francisco Marzá Esbrí. (F.M.E.). De muy joven, pues tendría 14 o 15 años, con los amigos íbamos a la plaza de toros de Vinaroz. Luego, en el año 1947 cuando el toro “Islero” mató a Manolete en la plaza de toros de Linares, no sé por qué se me acentuó más la afición.

– (Ch.C.C.). ¿Cómo surge la idea de fundar la Peña Taurina Hnos. SORO?.

– (F.M.E.). Pues la idea de fundar la Peña Tuarina Hnos. SORO surgió en el año 1983, un año después de tomar la alternativa Vicente Ruiz “El SORO” en Valencia. Toreaba en Castellón una corrida de la feria de la Magdalena y, terminada la corrida, fuimos unos cuantos amigos a Villareal, al chalet de don Tomas García, para felicitar a Vicente por su buena actuación, pues era el lugar donde se vestía de luces cuando toreaba en Castellón. Entonces, el padre de Vicente, nos dijo que teníamos que fundar una peña en Benicarló con el nombre de “El SORO” y nosotros le dijimos eso estaba hecho. Finalmente la hicimos, pero pensado también en Antonio y Jaime, hermanos de Vicente, que ya empezaban a destacar en el panorama taurino, le pusimos Hnos. Soro.

– (Ch.C.C). Me imagino que como en todos los nuevos proyectos, los comienzos fueron algo inciertos. ¿Qué recuerdos tiene de aquellos inicios?.

– (F.M.E.). Recuerdo que empezamos unos cuantos amigos con muchísima ilusión. Poco a poco la peña fue creciendo y se fueron incorporando nuevos socios, lo que nos producía una gran satisfacción ya que era la consecuencia de que íbamos por buen camino.

– (Ch.C.C). Como las cosas bien hechas tienen la virtud de perdurar, su dedicación y labor al frente de la Peña Taurina Hermanos Soro ha permitido que el pasado año la Entidad celebrara sus bodas de plata. Me imagino que en todos estos años habrán habido buenos y malos momentos, ¿Cuál ha sido su momento más dulce como presidente de la Peña Taurina Hermanos Soro?, ¿Y el más amargo?.

– (F.M.E.). Así es, el pasado año 2008 hemos celebrado las bodas de plata de la peña, 25 años de dedicación y trabajo en pro de nuestra fiesta. Por cierto que lo conmemoramos por todo lo grande con un ciclo de conferencias y coloquios a los que asistieron entre otros Vicente Ruiz “El SORO”, el periodista José Luís Benlloch, el ganadero Tomás Prieto de la Cal.

Momentos dulces han habido muchos no sabría escoger uno en concreto, por ejemplo organizar la primera corrida de toros de la historia de Benicarló, para dar la alternativa a un torero, Juan Villanueva, por vez primera en nuestra ciudad, realizar viajes con los miembros de la peña para visitar ganaderías de primera fila, poner la banda a varias madrinas de nuestra peña y entre ellas a mis dos nietas María y Cristina.

Momentos amargos también he tenido pero no me interesan, no los recuerdo.

– (Ch.C.C.). El pasado 22 de Febrero durante el transcurso de la Gran Gala Nacional del Toreo, la Real Federación Taurina de España, “Por la ejemplar labor que habéis llevado desde hace 25 años en la defensa de la Fiesta Nacional y la propagación de sus valores eternos.”, concedió a la Peña Taurina Hermanos Soro de Benicarló la MEDALLA AL MÉRITO TAURINO, en su categoría de bronce, la más alta condecoración taurina española. ¿Qué ha supuesto para usted, a nivel personal, la concesión de este galardón? ¿Y para la entidad?.

– (F.M.E.). Efectivamente, el pasado día 22 de Febrero se nos entregó la Medalla de Bronce al merito taurino por la labor en defensa a la fiesta nacional durante estos 25 años, galardón que nos fue entregado de manos del Presidente de la Real Federación Taurina de España D. Mariano Aguirre en la gala del toreo en Madrid y que tuve el honor de recoger junto a otros miembros de la directiva de la peña.

– (Ch.C.C.). ¿Cuál es el secreto para que, en una población como Benicarló con apenas 25.000 habitantes, haya una afición tan grande por la fiesta de los toros y una peña taurina con tanta trascendencia a nivel nacional?.

 – (F.M.E.). En Benicarló la afición a los toros siempre ha existido, lo que pasa es que una población con plaza de toros ayuda a fomentar más la afición. Hoy en día en varias poblaciones de España se están construyendo recintos multiusos donde se hacen cantidad de cosas multitudinarias incluidas las corridas de toros. Aparte en Benicarló existe la afición a los toros en la mar, que también es otra forma de ver los toros y que llena la mayor parte del programa de fiestas patronales de la localidad.

– (Ch.C.C.). Usted lleva más de 25 años asistiendo a las ferias más importantes del calendario taurino nacional. Desde el punto de vista de la afición, ¿Cómo ha evolucionado la fiesta en este tiempo?.

– (F.M.E.). Yo llevo no 25 años, sino más de 60, yendo a las ferias. De joven estaba más limitado, iba a las de la Magdalena en Castellón y las de Fallas y San Jaime en Valencia, luego más tarde ya he estado en varias ferias de toda España y Francia sobre todo en Nimes en el espectacular coliseo Romano. Pues la fiesta ha evolucionado muy bien, yo creo que va más gente que nunca a ver los toros, la prueba la tenemos en Sevilla y en el maratón de corridas de la Feria de San Isidro de Madrid, donde todos los días o casi todos el cartel se ha colgado el cartel de “NO HAY BILLETES”.

No puedo decir lo mismo de los toros, si esto no cambia vamos a la ruina por que yo no sé dónde está la casta y la fuerza. Lo hemos visto en Sevilla y en Madrid, mucha cornamenta, bien presentados pero vacíos por dentro. No hay tercio de quites ni nada de nada, porque sino no llegan al ultimo tercio, aun así muchos se quedan a mitad del camino.

Este año es curioso, en Madrid, han habido muchas cogidas, para mí, creo que ha sido que el toro al no tener la casta y la fijeza en los engaños, no humilla y derrota por lo que es más fácil que se produzca una cogida. No todos, por supuesto, pero la gran mayoría este año no han servido, ¡Ni los Victorinos!

– (Ch.C.C.). Estará de acuerdo conmigo que, en la actualidad, en más de una ocasión lo que contemplamos en la plaza es más propio de un espectáculo circense que de una corrida de toros, ya que la bravura y la casta brillan por su ausencia. A su entender, la afición, como parte fundamental de la fiesta, ¿tiene alguna responsabilidad?

-(F.M.E.). Esta pregunta prácticamente la he contestado en la anterior. De la afición no sé qué decir, saca su entrada para ver un buen espectáculo y no sé qué más puede hacer, no sacarla y no ir, ¡pues apaga y vámonos!.

La responsabilidad para mí la tiene el ganadero, no todos, que ha hecho un toro bonito pero vacío, ¿Para quién?, para el torero y para la empresa por supuesto, pero para el aficionado no.

– (Ch.C.C.). ¿Qué se puede hacer para corregir este grave problema?.

– (F.M.E.). Yo creo que el ganadero de reses bravas que por algo se dice así, lo que tiene que criar es un toro que tenga movilidad, bravo y que dé espectáculo y emoción, no peligro, porque los aficionados somos los primeros que no queremos sangre de ningún en el ruedo.

– (Ch.C.C.). De un tiempo a esta parte, desde algunos sectores sociales de varias provincias españolas, se ha fomentado una corriente antitaurina con el único fin de prohibir las corridas de toros, argumentando el sufrimiento de los mismos durante la lidia. ¿Cómo valora usted esta situación?.

– (F.M.E.). Yo respeto a los antitaurinos, respeto su postura de que no les gustan los toros. Pues muy bien, “ellos se lo pierden, ya que es el espectáculo más emocionante y puro que ninguno”, pero pido que respeten la mía, que a mí sí que me gustan.

Si no fuese por las corridas de toros, esta especie de animal se extinguiría, y entonces tanto los protectores de animales como nosotros, perderíamos uno de los animales más preciosos del mundo animal, así que estén tranquilos que los toros, son tradición, cultura y fiesta nacional.

No lo digo yo lo han dicho muchísimas personalidades intelectuales y sabias de la cultura Española.

Conclusión, que a pesar de los pros y los contras seguiremos viendo toros.

Si quiere ver las imágenes en su tamaño real, pinche aquí

 

Sin comentarios

Deje un comentario

Suscríbete a nuestra newsletter

Revista digital sobre la excelencia, escrita por la excelencia y para la excelencia.

SÍGANOS EN LAS REDES SOCIALES