Puente de la Constitución versus Puente de la Inmaculada

La Marquesa de la Vega de Armijo nos expresa su opinión sobre la denominación que entiende más correcta, al menos para los católicos.



Texto: Marquesa de la Vega de Armijo.

¿Qué fue antes la gallina o el huevo? Pues no lo sé, lo que sí sé porque lo he vivido -tengo muchos años-, es que el Puente de la Inmaculada fue mucho antes que el Puente de la Constitución. Soy muy amante de las leyes, y cómo no de nuestra norma normarum. No en balde soy hija de un hombre de toga, mi padre fue juez, fiscal y abogado, y desde niña me enseñó que las leyes están para cumplirlas y respetarlas. Con esto quiero decir que, como buena española, quiero y pongo en mi escala de valores a nuestra Constitución, y entiendo que, para los que no son católicos, se haya cambiado el nombre de este puente. Pero, lo que no entiendo, es que los católicos hayamos sustituido el nombre de nuestra Madre por el de La Constitución…

Por esto propongo a los católicos españoles que no caigamos en la trampa laicista del Puente de la Constitución, y que, para nosotros, continúe siendo el Puente de la Inmaculada. Por cierto que, cuando no era dogma y cada uno podía creer lo que quisiera sobre esta cuestión, España fue la abanderada siempre de la Concepción Inmaculada de María. Por eso animo a todos a que, si durante siglos defendimos este hermoso dogma tan vinculado a nuestra patria, sigámoslo haciendo con algo tan sencillo como seguir invocando el nombre purísimo de la Virgen, que aquí sí está claro que fue antes el dogma que la constitución –“Prior in tempore, potior in iure”-. Y así daremos testimonio de nuestra fe.

Sin comentarios

Deje un comentario

Suscríbete a nuestra newsletter

Revista digital sobre la excelencia, escrita por la excelencia y para la excelencia.

SÍGANOS EN LAS REDES SOCIALES