Cuarta asamblea familiar Fernández de Córdoba/va en el “Palacio El Rincón”

Se celebró en esta maravillosa propiedad del Marqués de Griñón y reunió a un buen número de familiares procedentes de Europa e Hispanoamérica.



Daniel Delfín y Martínez de Velasco –México-. Fotos: Manolo Gómez -salvo indicación en contrario-.

El pasado 5 de mayo, se celebró la cuarta Asamblea Familiar Fernández de Córdoba/va en el Palacio El Rincón -Aldea del Fresno, Madrid-, siendo anfitrión de ella el Marqués de Griñón, Don Carlos Falcó y Fernández de Córdoba, quien generosamente abrió las puertas de su casa para este magnífico encuentro celebrado contando con la asistencia de numerosos familiares de Europa e Hispanoamérica. Por cuarta vez, como cada dos años, los Fernández de Córdoba/va se dieron cita en virtud de la tradición instaurada hace ocho años, y que desde entonces se ha celebrado ininterrumpidamente.

El día comenzó con la celebración de la Santa Misa por el Rvdo. D. Fernando Agudo, en donde se agradeció y pidió por la unidad familiar, se recordó también a los parientes difuntos y a aquellos que por distintas causas no pudieron estar presentes. Al finalizar la misa, los asistentes disfrutaron de un cóctel en el jardín del palacio, donde tuvieron la oportunidad de reencontrarse y de conocer a muchos rostros nuevos, como los de aquellos que asistían a la Asamblea por primera vez, algunos de los cuales viajaron del extranjero especialmente para la ocasión.

Acto seguido del cóctel, se hizo la tradicional foto de familia frente a la fachada del palacio, sobre cuya puerta cuelga orgullosamente la cadena de hierro que testifica el haber servido como hospedaje regio. A continuación se hizo pasar a los asistentes al salón principal, donde se sirvió el almuerzo presidido por el Marqués de Griñón, como anfitrión del mismo, así como por el Duque de Segorbe, Don Ignacio de Medina y Fernández de Córdoba, presidente del Comité Organizador de la Asamblea. Acompañando la mesa presidencial, se encontraban la Duquesa de Segorbe (S.A.R. Maria da Glória de Orleáns y Braganza, Princesa del Brasil), los Duques de Terranova, los Duques de Maqueda, la Duquesa de Arión, el Marqués de Mendigorría, Don Enrique Fernández de Córdoba y Calleja, Secretario General de la Asamblea, junto a su esposa Doña Paloma Ramiro y Ramiro, así como Don Marcelo Fernández de Córdoba y Ponce de León, ex-Ministro de Asuntos Exteriores de Ecuador, así como Embajador de su país en Italia, Francia, la Santa Sede, Orden de Malta, etcétera. Los demás asistentes fueron ubicados en mesas presididas por el Marqués de Povar, los Marqueses de Torre Alta, la Marquesa Viuda de Torre Alta, el Marqués de Zarco, la Marquesa de la Puente –G. de E.-, los Marqueses de la Vega de la Zagra, los Condes de Cabra –GG. De E.-, los Condes de Gondomar, los Vizcondes de Baiguer, así como una mesa de los más jóvenes presididos por la Marquesa del Cenete –G. de E.-. Tras colocarse en sus respectivos lugares, se llevó a cabo la bendición de la mesa y de los presentes, que en esta ocasión estuvo a cargo de Don Antonio Fernández de Córdoba y Hernáiz, por ser el decano de los asistentes.

Al finalizar la comida, llegó el momento del brindis, donde tomó la palabra el Marqués de Griñón –G. de E.-, agradeciendo a toda la familia por haber asistido, así como a los Duques de Arión y a la Duquesa de Medinaceli, que fueron anfitriones en ocasiones anteriores. El Marqués de Griñón, compartió también una interesante historia acerca del Palacio El Rincón, así como algunos datos sobre el Gran Capitán y de varios otros miembros ilustres de la familia, recordando con ello, a través de un gran sentido del humor, las palabras del Primer Ministro Conde de Romanones: -es una tropa difícil- al referirse a la numerosa familia Fernández de Córdoba/va.

Tras el simpático discurso del anfitrión, tomó la palabra Don Marcelo Fernández de Córdoba y Ponce León, antiguo Ministro de Asuntos Exteriores de Ecuador. Como representante de la familia en Hispanoamérica, Don Marcelo agradeció la oportunidad única de estar presente en la Asamblea, volviendo a establecer los lazos de familia que alguna vez fueron divididos por la distancia, los cuales hoy en día es posible restaurar gracias a las nuevas tecnologías y a la iniciativa de aquellos que se han preocupado por reunir a la gran familia Fernández de Córdoba/va en ocasiones como la presente. El ex-canciller ecuatoriano, compartió con la familia la manera en la que los Fernández de Córdoba llegaron a Hispanoamérica a través del Virrey Marqués de Guadalcázar, quien ejerció dicho cargo tanto en la Nueva España como en el Perú, dejando ahí su descendencia, que más tarde se repartiría por varios países. (Precisamente Don Alberto Felipe La Hoz y Salmón publicó un interesante artículo sobre los orígenes de la casa de Guadalcázar y la línea de sus descendientes Fernández de Córdoba en el Perú: http://www.numendigital.com/index.php?articulo=626&nocaching=4485057). Don Marcelo, compartió finalmente algunas anécdotas de sus antepasados que aludían a la manera en la que los Fernández de Córdoba/va hispanoamericanos estaban entrañablemente unidos a sus familiares peninsulares a través de las tradiciones, devociones y demás expresiones de identidad familiar.

Minutos después, tomó la palabra Don Diego Fernández de Córdoba y Huerta, también originario de Ecuador, aunque residente en Panamá desde hace muchos años. Don Diego expresó también su gratitud por estar presente con unas amables palabras, dirigidas especialmente al Secretario y al Subsecretario de la Asamblea, Don Enrique Fernández de Córdoba y Calleja, y su hijo, Enrique Fernández de Córdoba y Moncada, quienes han sido el motor de las Asambleas Familiares y que lo han logrado, en gran parte, debido a su esfuerzo en la red social privada de la familia, Fernández de Córdoba Networking, que actualmente cuenta con más de mil miembros provenientes de muchas partes del mundo, especialmente de Europa e Hispanoamérica.

Tras los aplausos, llegó el momento de que tomara la palabra el Secretario General de la Asamblea Familiar, Don Enrique Fernández de Córdoba y Calleja, quien agradeció al Marqués de Griñón la oportunidad de celebrar la Asamblea en su casa, así como a los anteriores anfitriones de las ediciones anteriores: los Duques de Arión, quienes recibieron a la Primera Asamblea en el Castillo de Malpica, y la recientemente fallecida Condesa de Ofalia –que, cuando se celebró la tercera Asamblea en el Palacio de Pilatos, representó a su madre la Duquesa de Medinaceli, Presidenta del Comité Organizador de la Asamblea-. Su presencia estuvo representada por su hija, Doña Flavia Hohenlohe y de Medina, su nieto, Rafael Villalonga y Hohenlohe, así como por su hermano, el Duque de Segorbe. Tras expresar sus condolencias a la familia de la Condesa de Ofalia, Don Enrique, con emotivas palabras, resaltó la importancia de las Asambleas Familiares en su vida diciendo: -Creo que es una de las cosas importantes que he hecho en mi vida: lograr que se conozcan y se traten tantos Fernández de Córdoba de una docena de países y que, en muchos casos, antes no sabían ni de la existencia unos de otros.- Don Enrique, tras compartir una interesante anécdota del Gran Capitán, Don Gonzalo Fernández de Córdoba, agradeció a todos los familiares el haber estado presente en la Asamblea, especialmente a la representación de Ecuador, conformada por Don Marcelo, Don Diego y Don Ricardo Fernández de Córdoba, así como a Daniel Delfín y Martínez de Velasco, que representó a la descendencia de la rama de los Fernández de Córdoba en México. Al finalizar, Don Enrique propuso a su hijo, el Subsecretario, como sucesor de su cargo en la Asamblea Familiar, el cual, a su vez, él mismo había heredado de su abuelo el Conde de Gondomar, a lo cual hubo una respuesta unánime de conformidad, en reconocimiento al fantástico trabajo que el Subsecretario ha realizado en servicio a la familia. También, se nombró a Don Francisco Fernández de Córdoba y Rivero como “Rey de Armas” de los Fernández de Córdoba/va, lo que suscitó numerosos aplausos, también reconociendo el asombroso dominio de la genealogía que Don Francisco ha puesto al servicio de todos a través de la red social familiar.

Tras el emotivo brindis, se pasó al vestíbulo del palacio, decorado con una gran escalinata, donde el Subsecretario de la Asamblea encabezó la rifa de un libro, autoría de su padre, un Whisky Chivas Regal de gran tamaño, así como otros regalos, a través de un divertido juego que todos los participantes disfrutaron. En el mismo salón, las conversaciones continuaron durante varias horas, primando un ambiente alegre y distendido, propio del sentimiento de familia, que a pesar de las generaciones que separan a unos de otros, se vive con inestimable valor gracias a los lazos de sangre y de identificación mutua, valores que se experimentaron en esta Asamblea Familiar y que cada uno llevó consigo, como seña de orgullo por pertenencia a la gran familia Fernández de Córdoba/va.

 

Hay dos tipos de guerreros: los que luchan y los que sostienen a los que luchan. Nosotros ya luchamos pero necesitamos tu pequeña ayuda para seguir haciéndolo.

Si quieres que desde Numen podamos continuar defendiendo los principios del HUMANISMO INTEGRAL, el orden natural, social y espiritual en el que se cimientan nuestra FE Y CULTURA CRISTIANAS; luchando por la dignidad de la PERSONA, de la FAMILIA, la SOCIEDAD y la PATRIA frente a los ataques de las doctrinas materialistas, el relativismo, el marxismo político y cultural, el feminismo radical, la ideología de género, y el N.W.O. Si quieres legarle a tus hijos y nietos todo aquello que eres, todo en lo que crees, no dejes de ayudarnos. No lo dudes: NUESTRA LUCHA ES TU LUCHA.

Porque OTRO MUNDO es posible, EL TUYO, haznos posibles para LUCHAR POR ÉL: DONA.

Apoya a Numen Digital
Sin comentarios

Deje un comentario

Suscríbete a nuestro Boletín semanal
Show Buttons
Hide Buttons