El ambientalista que no quiere tener hijos, el NWO y Chesterton.

“Quien ataca a la familia no sabe lo que hace porque no sabe lo que deshace”. Chesterton.

Texto: Gonzalo de Villarrubia. «Tiempos drásticos ameritan medidas drásticas», proclama a la BBC JASON MACGREGOR, UN AMBIENTALISTA CANADIENSE víctima de las supersticiones maltusianas, quien, además de comer menos carne, conducir menos y viajar menos, PROPONE TENER MENOS HIJOS. Otros ambientalistas también afirman que no quieren tenerlos, pero que si ocurriera los abortarían por bien del planeta. Coinciden plenamente con las CONSIGNAS DEL NWO, tan dado a convertir teorías infundadas en verdades científicas como, por ejemplo, el propio MALTUSIANISMO o la IDEOLOGÍA DE GÉNERO; así como a intentar propagar prácticas como el ABORTO, convirtiendo lo más inhumano en un derecho humano. Toda una serie de elementos, más o menos dispersos aparentemente, pero perfectamente enlazados entre sí, que buscan CONTROLAR A LA POBLACIÓN, TANTO DESDE UN PUNTO DE VISTA DEMOGRÁFICO COMO IDEOLÓGICO. 

Propósito que van alcanzando mediante el ATAQUE A LOS CÍRCULOS REFERENCIALES DE LA PERSONA, en los que esta se construye y desarrolla como tal, como lo son la familia tradicional; además de la Iglesia y la Nación, sustituyéndolos por versiones adulteradas de los mismos:

Con respecto a la FAMILIA, hurtándole al matrimonio tradicional el ser la única institución generadora de vida y amor; imponiendo las nuevas variantes de matrimonio y familia que se van desarrollando como efecto de la ingeniería social; así como atacando la indisolubilidad del mismo: “El efecto obvio del divorcio frívolo es el matrimonio frívolo. Si las personas pueden separarse por ninguna razón, les será más fácil unirse por ninguna razón.” Chesterton-. ¡Si ya hasta los hay que se casan consigo mismos o con un árbol! Y ello, sin olvidar citar el cuestionamiento de la autoridad paternal: “la tendencia actual de la reforma social parece que consiste en destruir todo rastro de los padres.” (Chesterton). “Borrarán la antigua autoridad parental. Su lugar no lo va a ocupar la libertad ni la licencia, sino la autoridad mucho más supresora y destructiva del estado” (Chesterton, 1928).

Con respecto a las IGLESIAS, especialmente la católica, el objetivo pasa por fulminar los dogmas religiosos y, consecuentemente, ir sustituyendo la religión por la espiritualidad; puesto que la espiritualidad al ser adogmática pueden controlarla desde fuera, pero la religión no porque depende de unos dogmas; que son verdades de fe inalterables declaradas por las iglesias. Sobre ese carácter adogmático, la construcción de una nueva religión sin religión basada en la espiritualidad, e incluso la propuesta de Jason MacGregor de comer menos carne, Chesterton ya afirmaba en 1929 que “La verdadera religión actual no se preocupa de dogmas ni de doctrinas. Se preocupa casi únicamente de la dieta”.

En referencia a las NACIONES, la finalidad es liquidarlas por medio de la globalización, es decir, por disolución dentro de estructuras políticas supraestatales.

Como decía el Conde de Bobadilla en este sentido, “La familia, la nación y la religión, han sido las instituciones en las que el hombre ha desarrollado como persona su contexto social y familiar, así como sus pensamientos y creencias. El N.W.O. busca acabar con la familia, ofreciendo modelos alternativos; con los estados nacionales, mediante estructuras políticas supranacionales; y con la religión, por medio de movimientos espirituales sin dogma ni sustancia alguna. De esta forma el individuo se encontrará sólo frente al Estado mundial, que se erigirá en la familia, la nación y la religión de todos los individuos de la tierra”. 

De esta forma, destruida la identidad social y relacional de la persona, toca hacer lo propio con su IDENTIDAD PERSONAL con tal de degradarla de persona a individuo, por más que el NWO tenga que enfrentarse con su nuevo enemigo declarado: la BIOLOGÍA, contando para ello con el ariete de otra doctrina anticientífica: la IDEOLOGÍA DE GÉNERO; que, en realidad no es de género sino de sexo, por no confundir conceptos. Este uso torticero semántico, usando los palabras para luego vaciarlas de su significado real, desvirtuando y subvirtiendo los conceptos que expresan, es una obra de ingeniería lingüística, a la que obedece la ingeniería social en la que el NWO es especialista, y está construyendo toda una “NEOLENGUA”, como puede comprobarse por ejemplo en el “lenguaje no sexista”. Esta nueva lengua se impone mediante la DICTADURA DE LO POLÍTICAMENTE CORRECTO. Como decía Chesterton: “Llegará el día que será preciso desenvainar una espada por afirmar que el pasto es verde”

Ahora se trata de que la IDENTIDAD DE LA PERSONA -por medio de su propia identidad sexual- se construye, o, mejor dicho, se “deconstruye” para construirse de nuevo de otra forma. Formas entre las que, además de la masculinización de la mujer y la feminización del hombre -“Cada sexo está intentando ser los dos sexos a la vez.” Chesterton-; tienen cabida, tanto los LGTBI como a cualquier variante que se pueda concebir. Si hasta los hay que se creen un gato, o una cosa u otra dependiendo del día de la semana.

Con lo cual, la persona: sin familia natural, sin religión, sin nación, como veíamos antes; pero también sin identidad sexual real, sin ser ya persona sino simplemente individuo, queda, completamente a merced de las élites globalistas para ser moldeada a su antojo.

La pérdida de la identidad sexual natural, además de la destrucción de la identidad del individuo, persigue también otro objetivo anunciado antes: el CONTROL DEMOGRÁFICO, que se redondea con otras doctrinas y prácticas como, por ejemplo, la PROMISCUIDAD SEXUAL: “La siguiente gran herejía será simplemente el ataque a la moral: y especialmente a la moral sexual”, Chesterton, 1926; el FEMINISMO, para el que ser madre es una limitación, cuando no una esclavitud; y, cómo no, los ANTICONCEPTIVOS y el ABORTO -“Se permitirá al gobierno y a los expertos, sin juicio o discusión, disponer de las generaciones de no nacidos con la ligereza de los dioses paganos”, Chesterton, 1937-. “No tardará en proclamarse una nueva religión que, a la vez que exalte la lujuria, prohíba la fecundidad con su trinidad exultante de anticoncepción, sodomía y aborto”, vaticinaba Chesterton.

Como podemos observar, leyendo también otras declaraciones de ambientalistas: hemos llegado a ese momento. Qué razón tenía La PROFECÍA DE SOR LUCÍA, por no citar siempre a Chesterton, pero que ya se lo podría columbrar el escritor inglés: “El enfrentamiento final entre Dios y Satanás es sobre familia y vida”.

Al final, siempre nos quedará tener un “perrhijo”, que ya también lo vaticinó Chesterton en 1914, lamentándose de que la gente tenía cada vez más animales domésticos y cada vez menos bebés. Y en esas estamos, más de cien años después…

Hay dos tipos de guerreros: los que luchan y los que sostienen a los que luchan. Nosotros ya luchamos pero necesitamos tu pequeña ayuda para seguir haciéndolo.

Si quieres que desde Numen podamos continuar defendiendo los principios del HUMANISMO INTEGRAL, el orden natural, social y espiritual en el que se cimientan nuestra FE Y CULTURA CRISTIANAS; luchando por la dignidad de la PERSONA, de la FAMILIA, la SOCIEDAD y la PATRIA frente a los ataques de las doctrinas materialistas, el relativismo, el marxismo político y cultural, el feminismo radical, la ideología de género, y el N.W.O. Si quieres legarle a tus hijos y nietos todo aquello que eres, todo en lo que crees, no dejes de ayudarnos. No lo dudes: NUESTRA LUCHA ES TU LUCHA.

Porque OTRO MUNDO es posible, EL TUYO, haznos posibles para LUCHAR POR ÉL: DONA.

Apoya a Numen Digital
El Conde de Bobadilla
El Conde de Bobadilla

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Nam neque lacus, bibendum at lobortis nec, interdum sit amet erat. Vivamus pellentesque, ex cursus.

Sin comentarios

Deje un comentario

Suscríbete a nuestro Boletín semanal
Show Buttons
Hide Buttons