El Mercedes del Infante Don Luis Alfonso de Baviera y la colección de la familia Montojo

Entrevistamos a Lucas Montojo para que nos hable de las piezas más destacadas.

 

Introducción Conde de Bobadilla. Fotos: “Montojo Clasicos”.

Siempre me han encantado los coches antiguos, son expresión de una elegancia ya proscrita según la sociedad ha ido imponiendo su ritmo vertiginoso y olvidando una forma de entender el mundo más amable que se expresa a simple vista, en un cambio de formas que buscan ser más funcionales y alcanzar a ser menos hermosas. Este cambio se ha ido produciendo, no sólo en los coches, sino en todas las facetas de la vida, y no sólo en el mundo del diseño sino también del trato a los demás, que cada vez es menos cortés. Es por eso que me encanta imaginar estos coches de otro tiempo llevando en su interior a sus propietarios más ilustres.

He de confesar que, dada mi gran afición por la materia, que me viene de niño, padezco unos ataques agudos de sana envidia por el Mercedes Benz de SAR. Don Luis Alfonso de Baviera y Borbón y el Chrysler DeSoto de 1955 de la empresa de la familia de mi querido amigo Lucas Montojo. Como siempre he sido de querer compartir con los demás las cosas que me gustan, por eso he pensado entrevistarle sobre las maravillosas piezas que forman la colección.


Conde de Bobadilla (C.B.). Lucas, ¿qué coches destacarías de vuestra colección?

Lucas Montojo (L.M.). Pues tenemos varios, pero algunos están en proceso de restauración o pendientes de ella todavía. Tenemos un Mercedes Benz 220A de 1954 que fue propiedad de SAR. don Luis Alfonso de Baviera y Borbón, Príncipe de Baviera e Infante de España, un Chrysler DeSoto de 1955 que por sus características muy probablemente fuera coche oficial en EEUU durante el gobierno de Eisenhower, un NSU Ro 80 con motor wankel rotativo de 1967; un coche muy exclusivo en su época y con un motor de helicóptero en dimensiones reducidas, un Audi 2.3 cabriolet de 1992; un coche con una fabricación nacional muy escasa y algún otro.


C.B. ¿De dónde viene vuestra afición por la automoción?

L.M. Pues la afición tanto de mi padre como mía viene de mucho antes que tuviéramos el primer coche clásico, siempre nos han fascinado y nos hemos quedado embobados con ellos. Para que te hagas una idea mi regalo de los 18 años fue un Citroën 2cv, que es el coche con el que me muevo a diario.


C.B. ¿En qué momento empezáis a adquirir esos coches?

L.M. Fue un poco por casualidad en el año 99, cuando a mi padre un buen amigo le regaló un coche que había sido de su abuelo pero que estaba en mal estado y había que hacerle una restauración integral. Así empezamos a aficionarnos a las ferias de automóviles clásicos y antiguos y empezamos a ponernos al día y a buscar piezas tanto en España como en el extranjero. Sin darnos cuenta nos enganchamos al mundillo de los coches clásicos.


C.B. ¿Dónde se guardan tantos coches?

L.M. Nos resulta imposible guardar todos juntos porque necesitaríamos un garaje grande por lo que los tenemos repartidos en diferentes cocheras. Además algunos, como te he dicho, se encuentran en proceso de restauración aún.


C.B. ¿Habéis pensado dedicaros al alquiler de coches?

L.M. Sí, de hecho lo hemos hecho y lo seguimos haciendo, aunque con mucha menos intensidad que antes porque aunque no es mala idea, tanto mis padres como yo trabajamos en otros campos y no disponemos del tiempo que requiere alquilar de manera profesional automóviles clásicos.


C.B. ¿Seguiréis ampliando la colección?

L.M. Espero que no, verás, para nosotros los coches clásicos son un capricho para disfrutarlo los fines de semana, pero hemos pasado la frontera y mas que disfrutarlos los sufrimos. Los coches clásicos de cierto nivel necesitan mucha atención y eso hace que el disfrute suponga mucho trabajo. De hecho nos estamos planteando prescindir de un par de coches y uno sería el Mercedes Benz de SAR. don Luis Alfonso de Baviera.


C.B. ¿Por qué prescindiríais de ese y no de otro?

L.M. Nuestros dos mejores coches son El Mercedes Benz de 1954 y el Chrysler De Soto de 1955 pero son el mismo concepto, un coche cerrado, cuatro puertas, muy grande y presidencial, y lo que queremos es tener un coche bueno de cada categoría. Además el DeSoto tras la restauración de años que a la que se le está sometiendo va a quedar de concurso y es un poco el sueño que tenemos, verlo totalmente terminado.


C.B. De todos, ¿cuál es tu coche favorito?

L.M. Bueno, sin duda mi coche favorito es el Citroën 2cv, que es con el que me muevo a diario, pero hablando de otro concepto de coche la verdad es que el Chrysler DeSoto fireflite del 55 me parece una maravilla, tanto su línea como sus prestaciones y su conducción. Es un coche que no deja indiferente a nadie con sus 6 mt de largo. Conduciéndolo uno se siente un personaje de la película El Padrino.


C.B. Supongo que, con esta colección, os habrá ocurrido más de una anécdota.

L.M. Muchas, pero recuerdo una que fue especialmente divertida. Vinieron a Madrid unos amigos míos de Sevilla y me encargué de enseñarles Madrid con un coche especial y les pasé a buscar con el Mercedes Benz de SAR. Don Luis Alfonso de Baviera, y una de las paradas fue el Palacio Real. Les dije que por no dejar el coche solo, no tenía ningún problema en aparcar el coche con los intermitentes cerca de la salida de los visitantes y tomarme algo mientras esperaba que salieran. No pasaron ni diez minutos cuando vino un agente de La Guardia civil y tras cuadrarse me dijo que por favor me subiera a la acera y colocara el coche en la puerta de la plaza de la armería, que estaba autorizado. Yo como te puedes imaginar no aclaré nada y obedecí, y tras una hora esperando a mis amigos, siendo escoltado por el mismo Guardia Civil salimos de la plaza de la armería entre los flashes de los turistas que seguro pensarían que habían visto a algún miembro lejano de la Familia Real. Fue una situación que aún no han olvidado mis invitados.

[BMo_scrollGallery id=205 sG_thumbPosition=top sG_images=1 duration=slow gallery_width=600 gallery_height=400 thumbs_width=100 thumbs_height=100 sG_caption=1 sG_start=1 sG_loop=1 sG_loopThumbs=0 sG_clickable=1 sG_opacity=60 sG_area=150 sG_scrollSpeed=1 sG_autoScroll=0 sG_aS_stopOnOver=1 sG_diashowDelay=0 sG_followImages=1 sG_responsive=1 ]

Si quiere ver las imágenes en su tamaño real, pinche aquí

Hay dos tipos de guerreros: los que luchan y los que sostienen a los que luchan. Nosotros ya luchamos pero necesitamos tu pequeña ayuda para seguir haciéndolo.

Si quieres que desde Numen podamos continuar defendiendo los principios del HUMANISMO INTEGRAL, el orden natural, social y espiritual en el que se cimientan nuestra FE Y CULTURA CRISTIANAS; luchando por la dignidad de la PERSONA, de la FAMILIA, la SOCIEDAD y la PATRIA frente a los ataques de las doctrinas materialistas, el relativismo, el marxismo político y cultural, el feminismo radical, la ideología de género, y el N.W.O. Si quieres legarle a tus hijos y nietos todo aquello que eres, todo en lo que crees, no dejes de ayudarnos. No lo dudes: NUESTRA LUCHA ES TU LUCHA.

Porque OTRO MUNDO es posible, EL TUYO, haznos posibles para LUCHAR POR ÉL: DONA.

Apoya a Numen Digital
El Conde de Bobadilla
El Conde de Bobadilla

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Nam neque lacus, bibendum at lobortis nec, interdum sit amet erat. Vivamus pellentesque, ex cursus.

Sin comentarios

Deje un comentario

Suscríbete a nuestro Boletín semanal
Show Buttons
Hide Buttons