El otoño de Leonor.

Texto: Belén Pardo Cifuentes. El próximo otoño la Princesa de Asturias, S.A.R. Leonor de Borbón, va a presidir la ceremonia de los Premios que llevan su nombre, en el Teatro Campoamor de Oviedo y, dos meses después en Barcelona, también presidirá la entrega de los premios Princesa de Girona, coincidiendo con el décimo aniversario de la Fundación.

Así, poco a poco, la futura Reina de España empieza su asistencia a los actos de la Corona. Hasta ahora se ha limitado a acompañar a los Reyes a los desfiles del Día de la Fiesta Nacional y del Día de las Fuerzas Armadas, en los actos del XXV aniversario de la Promoción de don Felipe en la Academia General del Aire de San Javier, además de los tradicionales posados en Palma de Mallorca, tanto en la Misa de Pascua como en el de verano ante la prensa.

Si bien en 2018 la Princesa de Asturias fue protagonista en tres actos  muy relevantes, como la imposición del lazo con la miniatura del vellocino de la Orden del Toisón de Oro que el Rey le había concedido el 30 de diciembre de 2015 y que don Felipe quiso imponerla coincidiendo con su cincuenta cumpleaños.

En septiembre tuvo lugar su primera visita como Princesa a Asturias durante los actos conmemorativos del XIII Centenario del Reino de Asturias, el Centenario de la Coronación Canónica de la Virgen de Covadonga y I Centenario de la creación del Parque Nacional de la Montaña de Covadonga:  Tres Covadongas en una: la histórica, la espiritual y la natural.

La visita de la Familia Real, que despertó mucho interés, comenzó en la Cueva Santa de Covadonga ante la Virgen, cien años después de su Coronación. Allí el Arzobispo de Oviedo, Jesús Montes, se dirigió a doña Leonor: “que la Santina guíe vuestros pasos y que vuestra Alteza crezca sana, sabia, santa y guapa”.

Después rindió homenaje a don Pelayo, al cumplir los 1300 años de la creación del Reino de Asturias.

Acabó esta primera visita oficial con la inauguración del Mirador de la Princesa en los Lagos de Covadonga, en el centenario de la declaración como parque nacional de los Picos de Europa.

Meses después, el mismo día que la Princesa cumplía trece cumpleaños, el 31 de octubre, pronunció sus primeras palabras en público con motivo del 40 aniversario de la Constitución. En el auditorio del Instituto Cervantes doña Leonor  leyó el artículo primero de la Carta Magna. Esta circunstancia, como bien tituló en un interesante artículo la excelente periodista Asunción Valdés, fue “La primera lección práctica de Leonor en educación ciudadana”.

Recientemente, en el mes de junio, asistió junto a los Reyes y la Infanta Sofía al acto de imposición de condecoraciones de la Orden del Mérito Civil en el Palacio Real.

Pero no cabe duda que, la presencia de la heredera de la Corona de Espña en la entrega de los próximos premios Princesa de Asturias, va a tener un significado especial. Me dice Graciano García, director emérito vitalicio de la Fundación que “será un momento histórico para nuestra Fundación que me recordará otro que viví: el del día de la primera entrega de nuestros Premios y el primer discurso del entonces Príncipe de Asturias, hoy Rey de España”

Me destaca Graciano García con emoción que en aquél acto  pronunció un gran discurso el poeta José Hierro: “un vibrante canto a la libertad y a la creación cultural”

La Fundación cumplirá treinta y nueve años, pues fue el 24 de septiembre de 1980, con el apoyo de la Casa Real y en presencia de SS.MM. el Rey Don Juan Carlos y la Reina Doña Sofía y del entonces Príncipe de Asturias cuando se firmó su constitución.

La idea  de crear  esta Fundación y sus premios fue del periodista asturiano, Graciano García, quien en unión de un grupo de asturianos y especialmente con la ayuda del entonces secretario general de la Casa del Rey, el general asturiano Sabino Fernández Campo, conde de Latores, dieron vida a una fundación que, bajo la denominación de Fundación Príncipe de Asturias (Fundación Princesa de Asturias desde octubre de 2014) tiene como objetivos primordiales consolidar los vínculos existentes entre el Principado de Asturias y el título que tradicionalmente ostentan los herederos de la Corona de España y contribuir a la exaltación y promoción de cuantos valores científicos, culturales y humanísticos son patrimonio universal.

Desde 1981, como símbolo de su carácter y sus fines, concede los Premios Príncipe de Asturias (Premios Princesa de Asturias desde octubre de 2014). Estos galardones están destinados a premiar la labor científica, técnica, cultural, social y humana realizada por personas, equipos de trabajo o instituciones en el ámbito internacional.

Después de Asturias, doña Leonor acudirá a la entrega de los Premios de La Fundación Princesa de Girona en Barcelona

Esta institución, con sede en Girona, enfoca su acción en tres grandes ámbitos de actuación que ejecuta a través de sus programas: Premios FPdGi, «Rescatadores de talento» y «Educar el talento emprendedor». 

 El espacio FPdGi ofrece a los jóvenes un punto de encuentro donde se organizan actividades diseñadas a dar respuesta a las necesidades más urgentes de aquellos que se encuentran en proceso de mejorar su  desarrollo profesional.

 La FPdGi es una fundación privada, constituida por la sociedad civil en Girona en 2009 e impulsada por 88 patrones de primer nivel, la presidencia de honor de la que representa Su Majestad el Rey, Felipe VI, en nombre de su hija la Princesa Leonor. Aspira a ser un referente en el ámbito estatal en el apoyo a los jóvenes en su desarrollo profesional y personal, poniendo especial interés en la detección de jóvenes con talento que sirvan de referentes contemporáneos a otros jóvenes (Premios FPdGi), el lanzamiento de programas para la mejora de la empleabilidad (Programa Rescatadores de Talento) y la innovación educativa en la formación de formadores (Educar el Talento Emprendedor). 

Doña Leonor cumplirá catorce años en octubre y este otoño, sin duda, será el comienzo de la agenda institucional de la XXXVI Princesa de Asturias, que al igual que sus contemporáneas europeas Victoria de Suecia, Isabel de Bélgica, Ingrid de Noruega, Amalia de los Países Bajos, serán las reinas del futuro.

Hay dos tipos de guerreros: los que luchan y los que sostienen a los que luchan. Nosotros ya luchamos pero necesitamos tu pequeña ayuda para seguir haciéndolo.

Si quieres que desde Numen podamos continuar defendiendo los principios del HUMANISMO INTEGRAL, el orden natural, social y espiritual en el que se cimientan nuestra FE Y CULTURA CRISTIANAS; luchando por la dignidad de la PERSONA, de la FAMILIA, la SOCIEDAD y la PATRIA frente a los ataques de las doctrinas materialistas, el relativismo, el marxismo político y cultural, el feminismo radical, la ideología de género, y el N.W.O. Si quieres legarle a tus hijos y nietos todo aquello que eres, todo en lo que crees, no dejes de ayudarnos. No lo dudes: NUESTRA LUCHA ES TU LUCHA.

Porque OTRO MUNDO es posible, EL TUYO, haznos posibles para LUCHAR POR ÉL: DONA.

Apoya a Numen Digital
El Conde de Bobadilla
El Conde de Bobadilla

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Nam neque lacus, bibendum at lobortis nec, interdum sit amet erat. Vivamus pellentesque, ex cursus.

Sin comentarios

Deje un comentario

Suscríbete a nuestro Boletín semanal
Show Buttons
Hide Buttons