La exhumación de Franco y la inhumación de la democracia.

Texto: el Conde de Bobadilla. Hoy, frente a la infamia de unos, la traición de otros y la cobardía de todos -salvo VOX-, estoy con la familia Franco, tan ultrajada y humillada desde el Gobierno. Siento lo que le están haciendo, más lo siento por una España rota en lo territorial y en lo político como hemos podido ver con el Golpe de Estado en Cataluña. Un Golpe alimentado por todos los Gobiernos de la democracia, y luego consentido sin hacer lo suficiente, más bien nada, pese a verse y vivirse espeluznantes escenas de guerra callejera. Seguramente hubiese más democracia en la dictadura de Franco que en la democracia en liquidación de Sánchez, empezando por una justicia más independiente. Paso a paso iremos siguiendo el camino soñado Por ZSánchez: la violación del Valle de los Caídos -y del Concordato- manu militari, frente a unos indefensos monjes y su prior abandonados de sus jerarquías, seguida de la profanación del templo para sacar los restos de Franco, como primer paso. Luego expulsarán a los benedictinos y quitarán la cruz -ya lo van reconociendo-, y no solamente del Valle: perseguirán todo lo cristiano a lo largo y ancho de nuestra piel de toro, tienen sobrada experiencia en ello; al menos espero que esta vez no nos pasen a los católicos por las armas. Finalmente, intentarán derrocar la Monarquía para imponer una república federal en la que “España” se confedere con el estado catalán, el vasco y el gallego. Al final habrá tantos estados confederados como comunidades autónomas formando parte de una república aún más bananera que la II República -en la que, al menos, demostraron tener más mano dura con los golpistas catalanes-.

Franco se desentierra, pero en su lugar no es la “dictadura” quien se entierra con él de nuevo sino la propia democracia española: la separación de poderes -“Montesquieu ha muerto”-, el Estado de Derecho -violando un tratado internacional-, la organización territorial -federalizando España: en proyecto- y la forma política del Estado –republicanizándola-, y, si me apuráis, también se entierra a la propia España. Los españoles lo estamos consintiendo, somos culpables como pueblo, y no sólo por permitir la profanación de una tumba: que Dios y la Historia nos juzguen por los méritos de nuestros antepasados y no por nuestra propia cobardía. Ya lo decía Blas de Lezo: “Una nación no se pierde porque unos la ataquen, sino porque quienes la aman no la defienden”.

Hay dos tipos de guerreros: los que luchan y los que sostienen a los que luchan. Nosotros ya luchamos pero necesitamos tu pequeña ayuda para seguir haciéndolo.

Si quieres que desde Numen podamos continuar defendiendo los principios del HUMANISMO INTEGRAL, el orden natural, social y espiritual en el que se cimientan nuestra FE Y CULTURA CRISTIANAS; luchando por la dignidad de la PERSONA, de la FAMILIA, la SOCIEDAD y la PATRIA frente a los ataques de las doctrinas materialistas, el relativismo, el marxismo político y cultural, el feminismo radical, la ideología de género, y el N.W.O. Si quieres legarle a tus hijos y nietos todo aquello que eres, todo en lo que crees, no dejes de ayudarnos. No lo dudes: NUESTRA LUCHA ES TU LUCHA.

Porque OTRO MUNDO es posible, EL TUYO, haznos posibles para LUCHAR POR ÉL: DONA.

Apoya a Numen Digital
El Conde de Bobadilla
El Conde de Bobadilla

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Nam neque lacus, bibendum at lobortis nec, interdum sit amet erat. Vivamus pellentesque, ex cursus.

Sin comentarios

Deje un comentario

Suscríbete a nuestro Boletín semanal
Show Buttons
Hide Buttons