Leonor, princesa feliz.

Texto: Belén Pardo. La expectación con la que se esperaba a S.A.R. la Princesa de Asturias, en la entrega de los premios que llevan su nombre ha confirmado el triunfo de su debut y el aplomo de la futura Reina de España.

Doña Leonor no defraudó porque estuvo natural, segura, contenta, responsable y espontánea. Irradiaba felicidad desde su llegada el jueves a Oviedo, correspondiendo a la llamada de los asturianos con simpatía, saludando a todos y fotografiándose con ellos. En definitiva, pudimos ver a una princesa feliz. Feliz de estar en su tierra, con sus premios y con su futuro; y así lo confirmó en su primer discurso: “Esto ya es motivo suficiente para que hoy me sienta muy feliz por estar aquí”, destacando la importancia del momento histórico que vivía: “será inolvidable para mí”.

También se refirió a la trascendencia que estos premios tienen para la Corona:

“Es, además, la tierra que da nombre al título que ostento como Heredera de la Corona, al igual que hizo mi padre, el Rey, durante tantos años. Y lo hago con responsabilidad; me siento muy honrada con ello. Es un título que me compromete con la entrega y el esfuerzo de servir a España y a todos los españoles.”

Después, don Felipe en su discurso se refirió a este momento cargado de simbolismo, y ratificó el deseo, que tenía doña Leonor desde hace tiempo, de estar en los premios que llevan su nombre, y transmitir un mensaje de confianza a su generación, “gracias a nuestros galardonados, a su gran ejemplo y a su extraordinaria obra, a su entrega a las causas más nobles, a su amor por la solidaridad y por la libertad”.

Así se lo recordó don Felipe quien le aconsejó que aprecie e interiorice el mensaje que estos premios lanzan al mundo, y que tanto las obras como sus protagonistas “jalonen tu vida con referencias profundas y duraderas de cultura, conocimiento, valores e inspiración intelectual, en un mundo en el que inevitablemente tendrás que vivir desencuentros e incertidumbres.”

La princesa de Asturias escuchaba atenta al Rey y asentía ilusionada su compromiso personal e institucional “que tienes con España como Heredera de la Corona. Y esta celebración solemne es muestra de ese compromiso con los españoles que deberás renovar permanentemente con dedicación, espíritu de servicio, lealtad y responsabilidad; siempre con humildad, y consciente de tu posición institucional, haciendo de la Corona día a día una referencia de servicio a nuestro país, porque eso es lo que de ella esperan nuestros ciudadanos.”

“La obligación de servir a España y a los españoles debe ser el mayor orgullo y el máximo honor que puedas alcanzar. Tu deber será actuar siempre con el ánimo esperanzado, con coraje y con valentía; creciendo en responsabilidad, en bondad, y en ejemplaridad.”

Al día siguiente, continuó la agenda de la Princesa de Asturias en Asiegu, donde entregó el Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias en su trigésima edición, por la dedicación y trabajo de sus habitantes, por mantener las tradiciones, conservar y recuperar su patrimonio, proteger su entorno natural, mejorar su calidad de vida, así como por motivar la vuelta de los emigrados y atraer turistas.

En este pueblo doña Leonor destacó que entregaba el premio “con muchas ganas de aprender y de conoceros. Me hizo mucha ilusión que mi padre me dijera que podría hablar hoy aquí y que pasaríamos los cuatro unas horas con vosotros.”

La Princesa de Asturias se entusiasmó con el lugar y con sus vecinos que tuvieron el privilegio de ser el primer municipio de Asturias que recibió este premio de manos de la Princesa.

Sin duda unos días felices e inolvidables para la futura Reina de España, que ha iniciado su andadura institucional en el Principado que habrá de marcar su trayectoria histórica.

Fuentes: Casa Real.

http://www.casareal.es

Hay dos tipos de guerreros: los que luchan y los que sostienen a los que luchan. Nosotros ya luchamos pero necesitamos tu pequeña ayuda para seguir haciéndolo.

Si quieres que desde Numen podamos continuar defendiendo los principios del HUMANISMO INTEGRAL, el orden natural, social y espiritual en el que se cimientan nuestra FE Y CULTURA CRISTIANAS; luchando por la dignidad de la PERSONA, de la FAMILIA, la SOCIEDAD y la PATRIA frente a los ataques de las doctrinas materialistas, el relativismo, el marxismo político y cultural, el feminismo radical, la ideología de género, y el N.W.O. Si quieres legarle a tus hijos y nietos todo aquello que eres, todo en lo que crees, no dejes de ayudarnos. No lo dudes: NUESTRA LUCHA ES TU LUCHA.

Porque OTRO MUNDO es posible, EL TUYO, haznos posibles para LUCHAR POR ÉL: DONA.

Apoya a Numen Digital
Belén Pardo
Belén Pardo

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Nam neque lacus, bibendum at lobortis nec, interdum sit amet erat. Vivamus pellentesque, ex cursus bibendum accumsan.

Sin comentarios

Deje un comentario

Suscríbete a nuestro Boletín semanal
Show Buttons
Hide Buttons