Palacio de Cevallos: de Villafufre a Madrid.

Texto: Joaquín Ruiz de Villa y López. El Palacio de Cevallos fue reconstruido en el siglo XVII en Villafufre del Valle de Carriedo y trasladado en los años 50 al recinto Ferial de la Casa de Campo de Madrid como casona o Casa-Torre representativa de la Montaña (Cantabria). En Villafufre, a la entrada del antiguo solar permanece todavía una portalada con el escudo de Ceballos y una placa que dice: “D. Dionisio de la Mora, nacido en Villafufre en 1847 y vecino de Jalapa en México dona este palacio para la Escuela municipal de Villafufre”. Dionisio fue un comerciante indiano que falleció en México en 1909 y que debió adquirir el palacio procedente de los Cevallos, bien por compra o por herencia.

Solar en Villafufre

Hasta el siglo XIX perteneció al linaje Cevallos, al menos desde inicios del siglo XVIII, tal como aparece en el Expediente del Caballero de Santiago y Corregidor de Madrid don Manuel Antonio de Cevallos y Cevallos en 1737, donde se describe su casa: “entrando en el zaguán grande y en la fachada principal de la dicha casa, sostenida sobre tres columnas grandes y en ellas tres arcos, en el asiento de sillería se deja ver un escudo grande perfectamente trabajado y manteniéndole dos leones”. La pieza armera fue puesta por el padre del caballero, don Antonio de Cevallos Liaño y Gómez de Villafufre, nacido allí en 1682, del Consejo de S.M en la contaduría de Hacienda.[1]

El palacio fue heredado por este Antonio por línea materna a finales del siglo XVII, pues su madre María Gómez de Liaño era de los Gómez de Villafufre y Villa, linajes principales a nivel local y del valle. Los Gómez de Villafufre tenían los privilegios y los enterramientos en la Iglesia de San Juan de Villafufre y junto a ella poseían además el solar de la Cotera con el escudo de Gómez con armas: un león, faja y tres espadas, acolado de una cruz de Calatrava o Alcántara.

Posteriormente, tras ser cedido por Dionisio de la Mora al Ayuntamiento de Villafufre fue adquirido por el Ayuntamiento de Madrid, actual propietario y quedó ubicado en la Casa de Campo, junto a la Cámara Agraria de Madrid. Consta de dos piezas en piedra de sillería, una principal de sección rectangular, con dos alturas y portalada de tres arcos de medio punto y una torre de planta cuadrada y tres alturas.

 

Escudo en Palacio Cevallos

                                                                               

Sobre la portalada, el palacio lleva un llamativo escudo cuartelado adornado con lambrequines y dos leones con las armas de: 1º Alonso, 2º Gómez de Villafufre, 3º Liaño y 4º Villa, en el escusón las de Cevallos. Se describen estas armas en el expediente de don Manuel Antonio de Cevallos y Cevallos, n. 1717 en Villafufre, Caballero de Santiago en 1737, hijo del Consejero de la Contaduría de Hacienda de S.M. don Antonio de Cevallos y Gómez, nacido en Villafufre en 1682 y de doña María Antonia de Ceballos y Fdez. de Mesones. Nieto paterno de don Juan de Cevallos Vélez, Capitán de Caballos corazas, y de doña María Gómez de Liaño; nieto por línea materna de don Juan Alonso de Cevallos y de doña Isabel Fdez. de Mesones Saiz. Bisabuelos paternos-maternos, don Juan Gómez de Villafufre y doña María de Liaño Cevallos Netto y Estrada. Tercer nieto de don Fernán Gómez de Villafufre y de doña María de Villa. Cuarto nieto de don Juan Gómez de Villafufre que llamaban “el bueno” y que fue Procurador General del Valle de Carriedo entre 1537 y 1551. [2]

Según el Expediente de Santiago de don Antonio de Cevallos, el actual palacio fue remodelado por los Cevallos a los que llegó por vía materna de los Gómez de Villafufre, tal como se refleja en el expediente de 1689 del Rey de Armas, don Francisco Gómez Arévalo donde uno de sus testigos dice: “Que el tercer abuelo de D. Francisco Gómez Arévalo de Villafufre era Juan Gómez de Villafufre que llamaban “el bueno” natural de Villafufre, señor y descendiente de la muy noble casa solar de Gómez de Villafufre por ser una de las primeras y más conocidas de la Montaña, casa antigua erigida con las almenas y fábrica de cal y canto y ladrillo. Al lado de ella hay dos naranjos y unos olmos y lo mas de ella está cubierta con hiedra y cercada de unos solares con una plazuela a la entrada y una cerrada grande, distante y separada de las demás del lugar, un tiro de mosquete y por la parte de arriba pegada a un monte o coto redondo que es de la misma casa el cual tenía propio hórreo por ser tan antigua se había formado el nombre de ella el lugar que siempre se ha llamado el Palacio con escudo de armas ya caído y por su antigüedad solo se puede distinguir un león, un águila y tres espadas y que por ser los ascendientes de esta casa en todo tienen en la iglesia al lado de la epístola junto al altar mayor sus entierros y asientos separados de los demás del lugar con una valla de piedra y al lado correspondiente están los de los sacerdotes y por tanto el citado Francisco Gómez Arévalo es legítimo descendiente del citado solar”.[3]

Escudo de Gómez de Villafufre

Del célebre Juan Gómez de Villafufre “el Bueno” descienden 6 caballeros, cinco de ellos de la Orden de Santiago, uno de ellos el Cronista y Rey de Armas don Francisco Gómez Arévalo de Villafufre. También desciende don Joaquín Gómez de Liaño y Sánchez de Cevallos, caballero de la Gran Cruz de Carlos III y Cruz Laureada civil de San Fernando por tres actos como “héroe de la Patagonia”.

Del citado Juan “el bueno” existen varios pleitos en la Real Chancillería de Valladolid. En uno aparece como Tesorero de la Santa Cruzada en 1529, en otros dos se dice fue Familiar y Notario del Santo Oficio de la Inquisición. En otro que en 1546 era Procurador del Valle de Carriedo ante la Chancillería de Valladolid en el pleito por la jurisdicción de su valle, logrando confirmar su condición de behetría e incitó, en 1544, al proceso del “Pleito de los valles” de las Asturias de Santillana. Juan Gómez de Villafufre “el Bueno” era Señor del Mayorazgo y casa solar denominada “de Savariego” ó “El Palacio” y del de “la Cotera ó Cuesta” en Villafufre, que tenía los privilegios en su Parroquia de San Juan de Villafufre y cuyo linaje era de los más antiguos de las Montañas de Burgos, ostentó durante siglos los más altos cargos del valle y era descendiente de uno de los primeros pobladores de las Montañas de Burgos (Cantabria).[4]

[1] González Echegaray, Carmen. Escudos de Cantabria. Tomo 3. Página 125

[2] Ruiz de Villa y López, Joaquín. Palacios y Torres del valle de Carriedo. Revista Hidalgos Nº541. Pág. 56

[3] Expediente 3443 del Caballero de Santiago Francisco Gómez Arévalo de Villafufre. 1689. PARES Digital.

[4] Ruiz de Villa y López, Joaquín. Francisco Gómez Arévalo de Villafufre. Revista Hidalgos Nº547 Págs. 7-9

Hay dos tipos de guerreros: los que luchan y los que sostienen a los que luchan. Nosotros ya luchamos pero necesitamos tu pequeña ayuda para seguir haciéndolo.

Si quieres que desde Numen podamos continuar defendiendo los principios del HUMANISMO INTEGRAL, el orden natural, social y espiritual en el que se cimientan nuestra FE Y CULTURA CRISTIANAS; luchando por la dignidad de la PERSONA, de la FAMILIA, la SOCIEDAD y la PATRIA frente a los ataques de las doctrinas materialistas, el relativismo, el marxismo político y cultural, el feminismo radical, la ideología de género, y el N.W.O. Si quieres legarle a tus hijos y nietos todo aquello que eres, todo en lo que crees, no dejes de ayudarnos. No lo dudes: NUESTRA LUCHA ES TU LUCHA.

Porque OTRO MUNDO es posible, EL TUYO, haznos posibles para LUCHAR POR ÉL: DONA.

Apoya a Numen Digital
Joaquín Ruíz de Villa y López
Joaquín Ruíz de Villa y López

Es Ingeniero T. Industrial, Máster Europeo MSc y Experto en Consultoría Empresarial. Certificado en Coaching y en Asesoría Financiera, Diplomado en Heráldica, Genealogía y Nobiliaria. Miembro de la Real Asociación de Hidalgos de España. Con experiencia ejecutiva en multinacionales del sector industrial y de recursos humanos. Emprendedor en desarrollo de directivos y formación de líderes jóvenes. Apasionado por la investigación genealógica e histórica, la comunicación y las actividades con fines solidarios. Desde 2018 es Líder Embajador de la Fundación de Liderazgo Avanzado. Disfruta con las actividades de índole cultural, las relaciones sociales y el “networking” profesional.

Sin comentarios

Deje un comentario

Suscríbete a nuestro Boletín semanal
Show Buttons
Hide Buttons