“Palacio Portocarrero, una aventura viable”. Conferencia del matrimonio Moreno de la Cova-Ybarra en Casas Históricas.

Texto: Javier Terán y Conde. El Martes 2 de abril de 2019 asistimos a la conferencia “Palacio Portocarrero, una aventura viable”, perteneciente al ciclo “La importancia de las casas históricas en España: recuperación, conservación y sostenibilidad” organizado por la Asociación de Propietarios de Casas Históricas y Singulares de España”, que se ha venido celebrando en el Centro Riojano de Madrid.

El Presidente de dicha asociación, Javier Bahamonde y Santiso de Ossorio, realizó la presentación de los conferenciantes: Cristina Ybarra y Sainz de la Maza y Enrique Moreno de la Cova y Maestre, propietarios y gestores del Alcázar de Palma de Río o Palacio de Portocarrero, declarado bien de interés cultural y situado en el corazón de Andalucía.

Se da la circunstancia de que el matrimonio Ybarra Moreno de la Cova -él delegado de la Fundación de Casas Históricas en Andalucía-, es premio “Fundación de Casas Históricas y Singulares de España a la ejemplaridad en la conservación de una casa, 2017”.

Una vista exterior del Palacio de Portocarrero.
Una vista exterior del Palacio de Portocarrero.

Cristina Ybarra, licenciada en Bellas Artes y especializada en pintura, dirige la restauración del palacio, el diseño de los jardines, la puesta en valor del monumento y la gestión cultural y de eventos. La hija de los V Condes de Ybarra dijo ser de alguna manera como una mujer del renacimiento, que apuesta por la importancia de la sensibilidad por el arte; el diseñar un producto de buen gusto y creativo; y crear un acertado modelo de trabajo en el que la aristocracia española no deba pedir perdón por rescatar sus posesiones patrimoniales históricas para hacerlas accesibles al gran público.

Enrique Moreno de la Cova comentó que el Palacio de Portocarrero es un proyecto único impregnado de ambiente familiar en el que los 3 hijos también participan con sus ideas, muy sacrificado por el costo económico que implica la restauración, pero con la satisfacción de convertir lo que eran unas ruinas sin valor en 10.000 m2 de edificación, estancias y jardines, todo gracias a que esta familia es inasequible al desaliento. De la expropiación y las trabas administrativas ha conseguido pasar a un modelo empresarial-cultura que dinamiza el turismo de la tierra cordobesa.

Patio principal del Palacio de Portocarrero.
Patio principal del Palacio de Portocarrero.

Los conferenciantes nos ilustraron sobre el origen del palaco, que es un crisol de civilizaciones. Sus primeras referencias se remontan a Aulio Cornelio Palma, gobernador romano en el siglo V, que en las fértiles tierras de la confluencia de los dos ríos, fijó su residencia y contiguo a su palacio edificó, rodeado de murallas, la población que lleva su nombre, Palma del Río. 

En el S. XI el sultán Abú Yacub mandó construir su alcázar almohade sobre las edificaciones romanas pre-existentes. Ya reconquistadas las tierras de Palma, el rey Alfonso XI de Castilla, en 1342 hizo merced con el Señorío jurisdiccional de la Villa de Palma del Río y su castillo (futuro Palacio de Portocarrero), al Almirante Mayor de la Mar, Micer Egidio Bocanegra, según privilegio concedido en Algeciras. Es de destacar que en este castillo señorial, se celebró el banquete de boda del ilustrísimo D. Gonzalo Fernández de Córdoba (El Gran Capitán). De ahí, se ha ido sucediendo una larga trayectoria de titulares, entre los Bocanegra y sus entronques familiares hasta que en 1868, la familia Moreno de la Cova, antepasados de Don Enrique, actual propietario, lo obtuvieron de la Casa de Híjar, vinculada a la Casa de Alba

Alfonso XI y sus nobles, según el "Libro de la Coronación de los Reyes de Castilla".
Alfonso XI y sus nobles, según el “Libro de la Coronación de los Reyes de Castilla”.
Gonzalo Fernández de Córdoba, El “Gran Capitán”

En tiempos actuales, es reseñable indicar que cineastas ilustres como Alejandro Amenabar, Orlando Bloom o Sir Ridley Scott lo han utilizado como sets de rodaje de película; también lo han visitado personalidades como la Duquesa de Alba, Bertín Osborne; o ha aparecido en reportajes de afamadas revistas de actualidad como HOLA o Vanity Fair.

Asimismo también citaron el museo vivo de la naranja (1000 m2), donde preparan el coctel ‘agua de palacio’, sorprendiendo al visitante con una experiencia de olor a azahar, probando la “cadanera” naranja autóctona deliciosa de la zona, que llevarían los monjes Franciscanos por el camino real a California en el siglo XVIII, siendo un ejemplo de huerto hispano-mudéjar.

Hay dos tipos de guerreros: los que luchan y los que sostienen a los que luchan. Nosotros ya luchamos pero necesitamos tu pequeña ayuda para seguir haciéndolo.

Si quieres que desde Numen podamos continuar defendiendo los principios del HUMANISMO INTEGRAL, el orden natural, social y espiritual en el que se cimientan nuestra FE Y CULTURA CRISTIANAS; luchando por la dignidad de la PERSONA, de la FAMILIA, la SOCIEDAD y la PATRIA frente a los ataques de las doctrinas materialistas, el relativismo, el marxismo político y cultural, el feminismo radical, la ideología de género, y el N.W.O. Si quieres legarle a tus hijos y nietos todo aquello que eres, todo en lo que crees, no dejes de ayudarnos. No lo dudes: NUESTRA LUCHA ES TU LUCHA.

Porque OTRO MUNDO es posible, EL TUYO, haznos posibles para LUCHAR POR ÉL: DONA.

Apoya a Numen Digital
El Conde de Bobadilla
El Conde de Bobadilla

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Nam neque lacus, bibendum at lobortis nec, interdum sit amet erat. Vivamus pellentesque, ex cursus.

Sin comentarios

Deje un comentario

Suscríbete a nuestro Boletín semanal
Show Buttons
Hide Buttons